El desencajado Rufián ha respondido al portavoz de Ciudadanos, que se marcha a Toledo, con una patética declaración de amor: "Te respeto intelectualmente, he incluso te aprecio"

El golpe de gracia del cabreado Girauta a los diputados separatistas: «¡No quiero verles ni en pintura!»

"Este este catalán se hace toledano. No por razones de partido ni electorales. Se hace toledano porque ¡no puedo más con ustedes ya!"

Tremenda e impresionante la intervención en el Congreso de Juan Carlos Girauta este martes 26 de febrero de 2019, mandando a hacer puñetas a los incómodos inquilinos a la bancada de ERC y el PDeCAT en el último pleno de la legislatura y a modo de despedida, ya que se presentará a las primarias para ser candidato de la formación naranja por Toledo en las próximas elecciones generales. (La vergonzosa foto que enseña Girauta y que hace sudar a Anna Gabriel más de la cuenta)

El portavoz de Ciudadanos les ha dado un épico rapapolvo, tras haber aguantado lo indecibe las chorradas de los independentistas, que le tienen más que harto y a quienes, según sus palabras más que subidas de tono no puede ver «ni en pintura». (Así revienta Girauta en 30 segundos los ‘collons’ del ‘pedecato’ Campuzano y castra al separatismo).

Aprovechó la ocasión para darles lo suyo y más durante una moción de su formación sobre las negociaciones de la vicepresidenta, Carmen Calvo, con el independentismo:

«Han ocultado que aceptaron negociar los 21 puntos de la vergüenza. Un presidente cabal cuando le entregan un documento así se lo devuelve al que se lo entrega, hombre. Les hemos pillado y ustedes se han puesto a disimular».

Pero lo gordo vino después, dándoles hasta en el DNI a los separatistas que asistían acojonados al rapapolvo poniendo cara de chiste y como si la cosa no fuera con ellos:

A su juicio han sido un «veneno» que ha azotado a España y han condicionado la vida de los españoles:

«Algunos estamos hartos. ¿Quieren fascistas? Mírense al espejo y verán fascistas.

Ustedes son binarios. Conciben las cosas catalán bien, castellano mal. Su reduccionismo ha roto la sociedad catalana, no se han dado cuenta ustedes».

Entre otras cosas este catalán, hijo de maestra de catalán, este catalán se hace toledano. No por razones de partido ni electorales. Se hace toledano porque ¡no puedo más con ustedes ya, ustedes han acabado con la paciencia de la Cataluña constitucionalista, no quiero verles ni en pintura! Aquí les voy a ver.

Nacido en Barcelona y con 57 años en Barcelona les digo que su insistencia en separar y en romper la sociedad catalana es una tragedia».

Gabriel Rufián, con el rostro desencajado, hizo toda una declaración de amor con la mano en el pecho, recordándole las «cosas buenas» que había hecho Ciudadanos, y diciéndole al cabreado Girauta que «Te respeto intelectualmente, he incluso te aprecio»: (El ataque de histeria del «traidor» Rufián porque quiere seguir cobrando 8.000 euros mensuales).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído