OPINIÓN

Debate a cuatro en RTVE: Todos los partidos se acuerdan de «San autónomo bendito»

Por José Luis Márquez

Debate a cuatro en RTVE: Todos los partidos se acuerdan de "San autónomo bendito"
Líderes de los cuatro partidos en el Debate a cuatro TVE

Debate de ida en La1 de TVE en el que Pedro Sánchez jugaba en casa aunque no le lució el juego a pesar de las miradas que echaba al moderador del debate. El primero de los dos debates entre los líderes de los cuatro partidos con mayor representación parlamentaria comenzó con un torpedo de Albert Rivera en toda la línea de flotación de la propia RTVE pidiendo la dimisión de Rosa María Mateo. Eso es llevar las cosas claras y dejarse del postureo políticamente correctas.

A partir de ahí Casado intentó mantenerse en un perfil más institucional y haciendo hincapié en la economía y echando en cara a Sánchez la ‘ruina’ que siempre trae el PSOE a España cuando gobierna; el presidente del Gobierno se mostró nervioso, haciendo agua en el tema de Cataluña balbuceando cuando intentaba rebatir algún comentario de sus rivales políticos, que ni con Pablo Iglesias llegó a empatizar a pesar de las tres veces que le echó el guante el de Podemos para saber si haría coalición con Ciudadanos. En cuanto a Rivera, el de Ciudadanos se mantuvo al ataque durante prácticamente todo el debate, enfrentándose a todos, incluido PP, a quien al final le tendió la mano a formar Gobierno.

El líder de Podemos, en su papel, fue hábil, a pesar de contradicciones como su reivindicación de la Constitución que quiere derogar y de la que no se separó ni un segundo consultando el librito sobre ella que llevaba.

Sánchez flaqueó al no contar con la ‘bicha’ de derechas de VOX a quien le hubiera gustado arrinconar. Intentó ningunear a Pablo Iglesias sin conseguirlo y quedó en evidencia por sus pactos con los partidos independentistas

Pero si algo destacó de los bloques generalistas que se trataron, fue como se acuerdan todos del sector de los autónomos. Un colectivo de casi tres millones de españoles que está abandonado siempre por el Gobierno de turno, y que gracias a ellos se mueve este país de funcionarios nacionales, autonómicos y locales.

Es vergonzoso escuchar las promesas que todos, si, todos los lideres sin excepción, se acuerdan del olvidado autónomo que solo es protagonista una semana cada cuatro años.

Prometen que podrán cobrar el paro como un trabajador por cuenta ajena, prometen que pagaran el IVA devengado cuando lo hayan cobrado, prometen cuotas planas bajas a la Seguridad Social. ¡Paparruchas! Cantos de sirenas que se olvidan al día siguiente de las elecciones gane quien gane.

El trabajador autónomo tendría que ser el más cuidado, mucho más que el que resto por cuenta ajena. El autónomo arriesga, dedica más horas que ninguno a su trabajo, no tiene vacaciones y si las tiene sabe que no factura…. ¿Para cuándo un verdadero trajo justo fiscal y social por parte del Gobierno a este colectivo?

Señores políticos, me dice un autónomo muy cercano a mí que les diga: «¡Váyanse a la mierda!»

Y esta noche Debate de vuelta que mañana comentaremos

Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído