POLITICAS, POLÍTCOS, CARADURAS Y CARADUROS

La podemita Irene Moreno sucumbe ante la tentación del ‘Glamour’

La podemita Irene Moreno sucumbe ante la tentación del 'Glamour'
Irene Montero. GLAMOUR

Está claro que no es lo mismo predicar que dar trigo y que en política, a veces, s epagan las contradicciones (Los zarrapastrosos de Podemos quedaron últimos en el municipio donde Iglesias y Montero tienen su casoplón).

Irene Montero, la número dos de Podemos, ha sucumbido ante la tentación del ‘Glamour’ y habla para la citada revista en su número de mayo de 2019 acerca de cómo las mujeres serán las propulsoras del cambio en nuestro país (Álvarez de Toledo ‘empapelará’ a la podemita Irene Montero por decir que ‘justifica la violación’).

Tras vivir la ‘podemita’ un convulso 2018 a nivel personal (el fallecimiento de su padre, el nacimiento prematura de sus dos hijos), Irene Montero reflexiona acerca de cómo ha cambiado su mirada hacia el mundo y hacia todo lo que le rodea (‘Zasca’ bíblico de Inés Arrimadas a Irene Montero tras su patoso alegato en defensa del golpista Junqueras):

«son vivencias fuertes como para darle mucho valor a la amistad, a la familia, a las cosas importantes de la vida, ¿no? (…) Cuando el feminismo dice que hay que poner la vida en el centro, que este sistema económico es incompatible con la vida, no es solamente un debate teórico entre hombres que se están fumando un puro discutiendo. Es un debate muy encarnado y para las mujeres siempre lo ha sido. Es que este sistema económico no permite conciliar el amor a la familia, el amor a los amigos, el disfrute del tiempo de ocio, el disfrute con los hijos y con los familiares, o del descanso simplemente, con todas las exigencias que tiene la sociedad» (Pablo Iglesias: De indignado vallekano con pisito de protección oficial a ‘marqués de Galapagar’ con casoplón millonario).

 

Sobre la baja de paternidad de su pareja, Pablo Iglesias, Montero destaca (Irene Montero hace el ridículo más espantoso: «Fuerzos y cuerpas de Seguridad del Estado»):

«Hay dos cosas que son sorprendentes de esto. Lo primero es que nuestros abuelos, nuestro antepasados, lucharon por una sociedad de derechos y ahora parece que los derechos son privilegios. Cuando te dicen: «¡Qué!, ¿ya vuelves de vacaciones?».

Esto a Pablo se lo dicen muchísimo. Y es como:

«Mira, he estado cuidando a dos hijos. Entonces, puedo haber hecho muchas cosas, pero desde luego vacaciones no son. Y el derecho al permiso de maternidad o paternidad es un derecho, no es un privilegio. Es un derecho conquistado (…) Muchas de las decisiones que yo he tomado, en este caso con mi pareja, con Pablo, tienen que ver con proteger hasta el extremo, no solamente ya nuestra vida personal que tampoco es que ya haya mucho de lo que hacemos que no se sepa, pero sobre todo la de nuestros hijos».

Montero alaba la propuesta realizada por Isa Serra, candidata de Podemos a la Comunidad de Madrid, sobre la implantación de una asignatura de feminismo en los colegios públicos: «Creo que es una propuesta necesaria (…) la educación en igualdad debería de ser un contenido transversal no solamente en todas las asignaturas sino en todos los tiempos educativos. El recreo o el comedor también son tiempos educativos y ahí también tiene que haber educación en igualdad». Con la mirada puesta en los más jóvenes, destaca la importancia de brindar a estas nuevas generaciones la oportunidad de cambiar el mundo: «es sorprendente que en la escuela no te enseñen que una forma de conseguir derechos es hacer huelga y que haya gente que piense que hacer huelga es poco menos que una falta de respeto a la persona que te contrata. No, no si la huelga es un derecho que sirve para conquistar más derechos para todo el mundo, también para los empresarios».

Montero sigue con su hoja de ruta que conduce a la desaparición de la brecha salarial del 19% entre hombres y mujeres: «tenemos una ley que se conoce como ley de igualdad retributiva, porque la mayor diferencia de esa brecha no se da en el salario base, que suele ser igual para hombres y mujeres, sino en el resto de retribuciones: complementos, horas extra, retribuciones específicas, dietas… Ahí es donde se marcan las grandes diferencias. Las dos propuestas que para mí son clave y que son justo las que ni siquiera el Partido Socialista acepta, sucede cuando te vas más para la derecha en el arco parlamentario, son: una, que los trabajadores y trabajadoras, todos, puedan ver en su nómina cuánto cobran ellos y cuál es la media de cobro, no solo de salario, sino de retribuciones, por ejemplo cuántas horas extras están pagando para que tú digas: oye, si en mi empresa se están pagando todas estas horas extras y yo no estoy recibiendo ese pago». Las otras propuestas están estrechamente relacionadas con la conciliación de la vida laboral y familiar y la flexibilidad en los horarios de trabajo, medidas que la número dos de Podemos intenta aplicar en su día a día, para compaginar su vida personal con la frenética actividad política que protagoniza.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído