EXCLUSIVA PD

El argentino podemita Pisarello, en la Mesa del Congreso, retira la bandera de España

El argentino podemita Pisarello, en la Mesa del Congreso, retira la bandera de España
Gerardo Pisarello.

Quizás estemos ante una gráfica muestra de lo que no espera en la presente Legislatura, la número XIII, que acaba de arrancar hace unos días. La composición de la Mesa del Congreso -esa misma que se niega a suspender, como dice el Reglamento y el Tribunal Supremo, a los 4 diputados encarcelados por golpistas- dejaba algunos nombres llamativos.

Sin duda, el más chocante de todos ellos era el del hispanoargentino, Gerardo Pisarello, el primer teniente de alcalde de Barcelona en el mandato de Ada Colau (BComú), nombrado secretario primero de la Mesa del Congreso de los Diputados, en virtud del acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos para nombrar cinco de los 9 miembros de la Mesa.

Pisarello abandonaba así la política municipal de Barcelona, en la que ha sido la mano derecha de Colau, para saltar al ruedo estatal en un cargo de responsabilidad en la cámara baja.

Nacido en la ciudad argentina de Tucumán en 1970, reside en Barcelona desde el año 2001, coincidiendo con el ‘corralito’ en su país. Antes de llegar a la capital catalana pasó por Madrid, donde a partir de 1996 siguió con sus estudios de Derecho doctorándose. Residió en los barrios populares de Vallecas y Fuenlabrada. Después, en la capital catalana, pasó de ser un ‘charnego’ más a abanderar las tesis independentistas.

Y de banderas va la cosa.

El podemita Pisarello ha querido estrenar su flamante cargo humillando a todos los españoles: ha ordenado retirar la bandera de España de su despacho oficial en el Congreso de los Diputados.

Así lo han confirmado fuentes del Congreso a Periodista Digital.

Poco parece importarle al argentino Gerardo Pisarello que sea España, y todos los españoles, quienes le van a pagar a partir de ahora su suculento salario mensual que asciende, según ha podido confirmar PD, a nada más y nada menos que 7.491 euros, que al año (en 14 pagas) supone los 104.874 euros, además de otras retribuciones extraordinarias que pueda recibir atendiendo al estatuto del diputado.

La enorme falta de respeto de Pisarello, la provocación y vejación a las instituciones españolas parece no ser la única porque las mismas fuentes consultadas aseguran a Periodista Digital que la también diputada de Podemos, Gloria Elizo, elegida ahora nada más y nada menos que como vicepresidenta primera de la Mesa del Congreso, ha tomado la misma decisión.

Puede ser que los más de 100.000 euros que Gloria Elizo se va a embolsar cada año del erario público le parezcan insuficientes y se sienta de esta manera tan maltratada por España que tenga que retirar su bandera.

Pisarello ya protagonizó un incidente con Alberto Fernández Díaz, a quien arrebató una bandera de España en un balcón del Ayuntamiento de Barcelona.

Autor

Salomon Lush

Experto en redes sociales y especializado en información política y medios de comunicación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido