EL GOBIERNO SOCIALISTA, SUS AMIGOS, SOCIOS Y COMPINCHES

El «pitoniso» Julio Anguita adivinó hace dos meses el «matrimonio» fallido entre PSOE y Podemos

El principal motivo del fracaso en la formación de Gobierno que aboca a España a nuevas elecciones ha sido la falta de acuerdo entre el Partido Socialista (PSOE) de Pedro Sánchez, que fue el más votado en las elecciones, y Unidas Podemos (UP), encabezado por Pablo Iglesias.

Mucho se ha especulado sobre por qué, finalmente, ambas formaciones no llegaban a un acuerdo, aunque ahora, tras el desenlace, toman significado las palabras de Julio Anguita, histórico dirigente del Partido Comunista (PC) y de Izquierda Unida (IU).

Anguita, en entrevista con RT, vaticinó en julio, hace tan solo dos meses, que nunca se llegaría a un Gobierno de coalición entre PSOE y UP: «El Partido Socialista Obrero Español no va a permitir un Gobierno donde esté Unidas Podemos», auguró, y desgranó las razones para ello.

En primer lugar, afirmó que «no se lo va a permitir la Unión Europea».

En segundo lugar lo impediría el «Ibex 35», refiriéndose al poder económico español, y «los poderes fácticos dentro del PSOE» también lo harían prácticamente imposible, en su opinión.

Anguita también señala que en España no hay «cultura de pacto» como sí existe en otros países europeos.

Para el expolítico, «quien manda es la banca», no manda «el Gobierno español», y considera que la mayor equivocación de la izquierda española es «considerar que se puede ir con el PSOE a una alianza estratégica».

Aunque cree que sí es posible «un pacto puntual», enfatiza que «pensar en una política de cambio total de las condiciones económicas, sociales e internacionales» con el Partido Socialista es un error.

España acaba de asistir a una nueva investidura fallida del presidente del Gobierno.

Los partidos políticos no han sido capaces de ponerse de acuerdo para elegir un jefe de Ejecutivo, como se ha constatado tras la segunda ronda de contactos con todos los partidos políticos del rey, quien ni siquiera ha propuesto un candidato, tras comprobar que nadie contaba con los apoyos necesarios.

Con un presidente en funciones desde las elecciones generales de abril, el 23 de septiembre el país asistirá a la disolución del Parlamento y a la convocatoria automática de nuevos comicios, que se celebrarán en noviembre.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído