Pablo Iglesias desoyó a su letrado y optó por defender ante el juez Castellón la teoría del hurto del terminal telefónico

El exabogado de Podemos metió más ‘Dina…mita’ en el caso Bousselham: «La argumentación del robo del móvil hace aguas»

Los responsables de los servicios jurídicos de Unidas Podemos consideraban en 2016 que Dina pudo haber enviado los pantallazos a un primo suyo

El exabogado de Podemos metió más 'Dina...mita' en el caso Bousselham: "La argumentación del robo del móvil hace aguas"
José Manuel Calvente y Dina Bousselham.

Ya no es el ‘caso Dina‘, sino el ‘caso Dina…mita’.

El supuesto robo del móvil de la exasesora de Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo ha acabado derivando en un turbio asunto que ha pasado de las cloacas del Estado al desagüe del casoplón de Galapagar.

El nuevo episodio de este folletín político tiene su miga.

Según publica Libertad Digital, a finales de julio de 2016 tuvo lugar en el seno de la formación morada una reunión para trata de atajar la crisis del llamado ‘caso Dina’ después de que el digital de Eduardo Inda, Okdiario, publicase los famosos chats en los que, por ejemplo, Iglesias soñaba con azotar a Mariló Montero hasta que sangrase.

El encuentro, que congregó a varios dirigentes de Unidas Podemos y a los entonces letrados del partido, entre ellos el purgado José Manuel Calvente, concluyó con la sugerencia de los abogados asegurando que no se podía ir por la tesis del hurto del terminal telefónico de Bousselham.

El propio Calvente dedujo que los pantallazos que había publicado el medio de Inda habían sido realizados por la propia exayudante del líder podemita y que era absurdo apostar por esa vía:

No hay caso por robo. Nuestra argumentación hace aguas, eso supondrá el archivo total.

Sin embargo, Iglesias desoyó el consejo de su asesor legal y en marzo de 2019, ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, se decantó por la teoría del robo, al que puso nombres y apellidos, el comisario José Manuel Villarejo en coordinación con el periodista Eduardo Inda.

Otro abogado de la formación morada tampoco tenía claro que se pudiera culpabilizar a Eduardo Inda y aseguraba que los famosos pantallazos habían sido obra de la propia Dina Bousselham.

Según consta en uno de los chats, Dina tenía las capturas en su teléfono, las hizo ella, e incluso planteaban la posibilidad de que Dina hubiera pasado los pantallazos «a su primo». En el mismo contexto, apuntaban que después de que la exasesora de Iglesias hubiese reconocido internamente que tenía las capturas en su móvil, no se podía demostrar que ella misma no las hubiera «difundido» a alguien.

Una hipótesis que acabó confesando Dina ante el juez, después de que la Policía lo acreditase en varios informes.

La exasesora de Iglesias reconoció al magistrado Manuel García Castellón que ella realizó los pantallazos y que los reenvió a varios grupos y dirigentes de Podemos.

En el chat del equipo jurídico del partido, el abogado de la formación morada, Raúl Carballedo, afirmaba esto el 28 de julio de 2016, pocos días después de las impactantes publicaciones aparecidas en Okdiario:

Dina denuncia un robo de su teléfono en el cual se contenían fotos que éstas a su vez fueron ofertadas a ciertos medios hasta llegar a Inda que lo publica.

El partido de Pablo Iglesias era perfecto conocedor de este turbio asunto y, antes de que su líder declarase como perjudicado en la Audiencia Nacional, que las ya famosas imágenes del teléfono de Dina se estaban ofreciendo a varios medios de comunicación y que no se trataba de una trama de las cloacas del comisario Villarejo.

El Minuto de Oro de Isabel San Sebastián sobre el caso Dina

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído