EL EXABOGADO PURGADO CUENTA CÓMO HAN INTENTADO HUNDIRLE

Calvente desvela en El Mundo cómo funcionan las cloacas de Podemos: «Me destrozaron la vida con una falsa acusación sexual»

"Han creado un partido de palmeros, vasallos y si no obedeces...a la calle"

Calvente desvela en El Mundo cómo funcionan las cloacas de Podemos: "Me destrozaron la vida con una falsa acusación sexual"

«El caso Dina es un montaje y como yo podía desmontarlo, me destrozaron la vida con una falsa acusación sexual». Son palabras del hombre de moda, el exabogado de Podemos José Manuel Calvente, que ha concedido una entrevista al diario El Mundo que se publica este sábado 2 de agosto de 2020.

Calvente fue despedido de la organización de Pablo Iglesias tras abrírsele un expediente por un presunto caso de abuso sexual. La causa fue archivada. «Han creado un partido de palmeros, vasallos y si no obedeces…a la calle. Solo entienden la lealtad como una obediencia ciega al líder», denuncia, en referencia al poder dictatorial que ostenta Iglesias y su camarilla.

 

«Mi calvario empezó al negarme a participar en la patraña del ‘caso Dina'».

Calvente fue coordinador del equipo jurídico de Podemos, para posteriormente ser él quién ha denunciado la existencia de una ‘caja B’ dentro del partido.

Antes de conceder esa entrevista a El Mundo, el propio Calvente ha recordado en Twitter que su «calvario» dentro de Podemos comenzó «en febrero de 2019» porque se negó a colaborar en el supuesto y mal llamado ‘caso Dina’, que tacha de «patraña».

El ‘caso Dina‘ investiga el supuesto robo del teléfono móvil de la exasesora de Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo, Dina Bousselham.

De ese teléfono móvil surgieron pantallazos que, entre otras cosas, dejaban a Pablo Iglesias como un machista. «Azotaría a Mariló Montero hasta que sangrase», decía en conversaciones virtuales.

Había más. Supuestamente, el móvil albergaba fotografías de contenido sexual de la propia Dina. El contenido de esa tarjeta llegó en algún momento al grupo Zeta. Los responsables de Interviú prefirieron avisar a Pablo Iglesias y no publicar nada. Ese aspecto lo utilizaría el político para denunciar la existencia de cloacas judiciales y mediáticas en su contra.

Sin embargo, él no le devolvió la tarjeta a su exasesora, sino que se que la quedó. El motivo nunca lo ha podido explicar, aunque él dice que lo hizo «por no meter más presión» a una chica joven, añadiendo otra actitud sobreprotectora y heteropatriarcal a su historial.

Dina, en vez de denunciarle, calló y cambio su versión varias veces al juez. Para comprar su silencio, Podemos montó una especie de chiringuito digital y la pusieron al frente, sin ser periodista. Así surgió el libelo ‘La última hora’, que Iglesias y los suyos utilizan para señalar rivales políticos y mediáticos.

Calvente ha desvelado en su Twitter que avisó a sus superiores que el ‘caso Dina’ «se convertiría en el caso Iglesias». Recordemos que cuando Iglesias optó por devolver la tarjeta su legítima dueña, esta ya llegó achicharrada.

Acerté y no me lo perdonan

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído