CRISTINA GÓMEZ Y SU MARIDO, OBLIGADOS A DEJAR LA FORMACIÓN POR PRESUNTOS COMPORTAMIENTOS INADECUADOS DELANTE DE SUS HIJOS MENORES DE EDAD

VOX expulsa del partido a su concejal de Galapagar y pesadilla de Pablo Iglesias e Irene Montero

VOX expulsa del partido a su concejal de Galapagar y pesadilla de Pablo Iglesias e Irene Montero
Cristina Gómez, durante una de las protestas frente a la casa de Pablo Iglesias en Galapagar.

Cristina Gómez, concejal de VOX en Galapagar y su marido, Miguel Abolafía, militante en la misma fuerza, han sido expulsados de la formación de manera tajante.

Gómez se convirtió en la principal pesadilla de Pablo Iglesias e Irene Montero (Unidas Podemos) durante las protestas y caceroladas en los alrededores de su casoplón en ese municipio de la sierra norte de Madrid.

Su salida del partido se produjo el 13 de octubre de 2020 y los hechos aún no quedan nada claros.

Medios como El Confidencial se refieren a que la orden de que dejen de pertenecer a VOX parte de una denuncia por supuestos comportamientos inadecuados delante de sus hijos menores de edad los días 10 y 11 de octubre de 2020, pero no aporta más datos.

Sin embargo, el medio podemita La Última Hora ha ido más allá y, en base a una denuncia realizada por un amigo de la familia que presenció los hechos, habla de «consumo de cocaína y de estado de embriaguez» del matrimonio y todo ello delante de sus vástagos.

En la denuncia a la que ha tenido acceso el diario de Dina Bousselham se señala «el estado de embriaguez de los presentes y añade, refiriéndose a los datos aportados por ese allegado a la familia que posteriormente denunció los hechos en el cuartel de la Guardia Civil:

También observa como Dña. Cristina y D. Miguel consumen de forma reiterada cocaína. En ella, alerta de conductas inapropiadas por parte de Miguel mientras los padres de los menores no las impedían. Dña. Cristina se desvanece debido a la ingesta de alcohol […] y acto seguido su pareja le ayuda a llegar a su cama.

Mientras, Miguel se encontraba jugando con uno de los hijos más pequeños de la pareja, y el denunciante se percata de lo que podría ser una posible erección por parte del señor Miguel. Es entonces cuando decide comunicarle a Miguel, con la intención de que los menores le escucharan, que no tolera la pederastia.

Prosigue el relato infiriendo que uno de los hijos llegó a solicitar ayuda al denunciante:

Una vez se reincorpora la concejala a la reunión, continua con la ingesta de alcohol y sustancias estupefacientes en presencia de los menores. Uno de los hechos más relevantes que narra la denuncia radica en el momento en el que el denunciante solicita una chaqueta. Uno de los hijos llegó a deslizar una nota manuscrita en el bolsillo, en la que podía leerse queremos hablar contigo, lo que interpretó como una petición de ayuda.

Con el transcurso del tiempo, se vuelven persistentes las actitudes, agravando la situación. El denunciante alega que los hechos ocurren ante la presencia de Gómez y que, por ello, decide interpelarla. La edil se limitó a contestar, según recoge la diligencia, que la culpa era de uno de los niños y del hijo de puta de tu amigo, refiriéndose a su marido. Preocupado, acude a la Guardia Civil para interponer la denuncia.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído