El vicepresidente segundo del Gobierno se lía con los verbos infligir e infringir

Twitter inflige un correctivo al berzotas Pablo Iglesias por ‘ignorante’

La tropa de periodistas y tertulianos que alaban la preparación del líder de Podemos quedan ahora retratados

Twitter inflige un correctivo al berzotas Pablo Iglesias por 'ignorante'

Es el auténtico ‘Maestro Ciruela‘, que no sabía leer y puso escuela.

Pablo Iglesias va a tener que pedir estas Navidades a los Reyes Magos un diccionario de la Real Academia Española de la Lengua.

El vicepresidente segundo del Gobierno socialcomunista, que demuestra que, a pesar de la crisis por la pandemia del coronavirus, tiene tiempo sobrado para ver televisión a mansalva y moverse como pez en el agua por las redes sociales, también tendrá ahora que buscar un hueco para aprender el significado de ciertos verbos.

El líder de Unidas Podemos presumía ante su parroquia tuitera de haberse zampado la serie ‘Veneno’ y, como suele ser habitual, le buscaba la lectura que a él más le conviene, políticamente hablando.

Sin embargo, el mensaje que trataba de vender se veía diluido por partida doble. Primero era tildado de «ocioso» por dedicarse en pleno rebrote de contagios y de muertos a ver series y luego puesto de vuelta y media por ‘borrico’.

Tal vez el mejor regalo que se le pudiera haber hecho a ‘Monetes’ Iglesias por su 42 cumpleaños, este 17 de octubre de 2020, habría sido un buen diccionario.

El vicepresidente y profesor universitario ha tenido un fin de semana movidito en redes. El viernes, lanzó un tuit implicando a Isabel Díaz Ayuso y a Iker Jiménez, que luego fue contestado por el periodista especializado en temas esotéricos; y este sábado la ha pifiado tratando de alabar la serie de La Veneno, demostrando el número 3 del Gobierno de Pedro Sánchez que no fue a clase el día que explicaron la diferencia entre los verbos «infringir» e «Infligir».

Y todo ello a pesar de que en España hay todo un coro de tertulianos y periodistas que han respaldado en masa la tesis de que los dirigentes de Podemos eran muy ‘listos’. Pero la realidad es que son bastante mediocres: con 42 años y sin haber hecho en su vida otra cosa que chupar del bote oficial, Iglesias no es ni profesor titular y mucho menos catedrático, al igual que su pareja, Irene Montero, que pasó de ser cajera durante nueve meses en una gran superficie a estar hoy en el Ministerio de Igualdad.

Twitter, obviamente, fue un clamor contra el patinazo de Iglesias:

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído