Elecciones catalanas: entre menos contagios o más votos, Sánchez elige los votos

El socialista Illa deja en Madrid la cartera de ministro de Sanidad y hace campaña en Cataluña en plena tercera ola de coronavirus

El Comité Federal que el PSOE ha celebrado esta mañana el primer acto de campaña de Illa, como candidato del PSC

El socialista Illa deja en Madrid la cartera de ministro de Sanidad y hace campaña en Cataluña en plena tercera ola de coronavirus
Pedro Sánchez, Salvador Illa y el coronavirus. PD

Les importan más los votos y los cargos, que las vidas y los contagios.

Entre menos contagios o más votos, el socislista Sánchez elige los votosY a las pruebas nos remitimos.

Caso contrario no se entiende que este 23 de enero de 2021, el ministro Salvador Illa haya dejado su cartera de Sanidad en Madrid y se haya ido con su jefe Sánchez a Cataluña, a hacer campaña de cara a las elecciones autonómicas, que nadie tiene claro cuándo se celebrarán.

La última reunión del Consejo Interterritorial de Salud dejó muy clara cuál es la intención del Gobierno socialcomunista: no permitir bajo ningún concepto que se cambie el decreto del estado de alarma -lo que obligaría a Sánchez a pasar por el Parlamento-para que una eventual situación de confinamiento impida la celebración de las elecciones catalanas el 14 de febrero. Así que pase lo que pase y se disparen a límites insoportables los indicadores sanitarios, el objetivo es que los catalanes acudan a las urnas.

Illa dejó claro en esa reunión que no aceptaría cambiar las actuales medidas contempladas en el estado de alarma, por mucho que un gran número de comunidades, incluidas las socialistas, le pidieron poder adelantar el toque de queda a las 20 horas. Illa tiembla ante la posibilidad de que una situación de confinamiento frustre la celebración de los comicios catalanes, después de que las encuestas hayan disparado las expectativas del PSC.

De modo que el ministro que defendió el cierre en octubre de Madrid por la vía de decretar un estado de alarma que no tenía otro afán que doblegar políticamente a Isabel Díaz Ayuso, a la que acusó de no defender la salud de los madrileños, se niega a aplicar medidas más restrictivas para frenar la expansión de la pandemia por un puñado de votos. Illa dijo entonces que «un Gobierno con alma tiene la obligación de intervenir».

¿Ha perdido el alma Salvador Illa o la ha vendido para satisfacer sus expectativas electorales?

Lo que hizo Salvador Illa ante el Consejo Interterritorial de Salud es actuar como candidato del PSC a las próximas elecciones catalanas en lugar de como ministro de Sanidad del Gobierno de España.

Los allí presentes lo tuvieron muy claro desde el minuto uno de una reunión en la que advirtió que no aceptaría cambiar las medidas contempladas en el estado de alarma. Dicho de otro modo: que un virus no iba a doblegar sus aspiraciones políticas ni las de Pedro Sánchez, por mucho que los contagios se multipliquen y las UCI de los hospitales se encuentran al borde del colapso.

LOS JUECES Y LOS VIRUS

Los jueces han acordado mantener el 14-F como fecha de las elecciones catalanas y no respaldar la pretensión del independentismo de convocarlas el 30 de mayo.

Pese a la pandemia, el Tribunal esgrime razones prioritarias de «interés público» para evitar una provisionalidad que afecte al funcionamiento de las instituciones. Es cierto que Cataluña se halla en una situación anómala que urge corregir en las urnas. No obstante, los jueces, conscientes del aumento de contagios, matizan que si el Estado aumenta las restricciones de movilidad ciudadana, estaría justificado retrasar las elecciones.

Es decir, en definitiva compete al Gobierno de la nación decretar o no un confinamiento endurecido, y a la larga es Salvador Illa, en su doble condición de ministro de Sanidad y de candidato del PSC, quien decide junto a Pedro Sánchez. Y su interés es que sean el 14-F, lo cual no deja de generar una extraña incompatibilidad por evidente conflicto de intereses.

El Comité Federal que el PSOE ha celebrado esta mañana el primer acto de campaña de Illa.

La reunión del máximo órgano entre congresos del partido, que no se reunía desde hace casi un año, se ha trasladado de manera semipresencial a Barcelona como gesto de arrope al candidato a la Generalitat.

Un gesto que ha ido mucho más allá de lo meramente simbólico, ya que de manera inédita, se le ha dado también la palabra

Lo habitual es que este tipo de reuniones se inicien con una intervención en abierto del secretario general socialista, Pedro Sánchez, a modo de análisis político de la situación.

EL BAILÓN ICETA

Tras esta alocución la cita sigue en privado y los asistentes pueden también pedir intervenir para fijar posiciones. Sin embargo, en esta ocasión, además del discurso de Sánchez, también se ha distribuido públicamente el discurso el candidato del PSC y ministro de Sanidad y del primer secretario, Miquel Iceta.

Todas las intervenciones han estado cargadas de un tono muy mitinero, anticipándose a la campaña electoral que comenzará la próxima semana.

“Salvador Illa es el hombre que Cataluña necesita”, ha dicho Sánchez, reivindicando que la figura del ministro de Sanidad es “una garantía”, una “garantía de trabajo, buena fe y mirada inteligente y esperanzada para el futuro de Cataluña”.

El secretario general del PSOE ha definido el “factor Illa”, ese que “muchos temen y otros esperan con ilusión”, como una mezcla entre “sentido común, trabajo duro, inteligencia fina y bondad”.

El presidente del Gobierno ha señalado que es el momento de acabar con la interinidad en Cataluña y que “aunque se haya discutido mucho de fechas, las fechas son lo de menos”, porque “el cambio se puede aplazar, pero no parar y el cambio en Cataluña se llama Salvador Illa”. “El PSOE es el único partido que está en condiciones de encabezar este cambio”, ha señalado.

Por su parte, el propio Illa se presentó como “el candidato de la gente que quiere pasar página y avanzar” para convertir el “hartazgo en esperanza”.

“Ya está bien, basta ya. Queremos a Cataluña de vuelta”.

EL INEPTO ILLA

El todavía ministro de Sanidad ha anticipado que en los próximos días se dedicará al 101% a sus funciones de candidato, sin desvelar cuándo, y su predisposición para asumir la Generalitat.

“Estamos preparados para gobernar”, ha dicho. Illa ha defendido una “Cataluña sin revanchas” en la que “nadie puede sentirse orgulloso de lo que ha pasado hasta ahora” y en la que la solución “no vendrá de arrollar a la otra parte”, sino de la “unidad”.

“Es el president que Cataluña merece, que Cataluña necesita”, ha señalado Miquel Iceta a modo de presentación, destacando que será capaz de “liderar una nueva etapa”.

“Ahora nos conviene a todos Salvador Illa”, ha destacado el primer secretario del PSC, que dio un paso a un lado para que el ministro de Sanidad encabezase la candidatura. “El próximo 14 de febrero se decide entre Illa o más decadencia, más incompetencia y más de lo mismo”, ha reseñado.

Además de como trampolín para iniciar la carrera hacia la Generalitat de Illa, el Comité Federal tenía como objetivo fundamental la comunicación de la propuesta de la Ejecutiva de celebrar el 40º Congreso Federal del PSOE los días 15,16 y 17 de octubre. Esta fecha supone un retraso, respecto a la inicialmente prevista -junio de 2021- por las circunstancias sanitarias.

El calendario congresual ha abierto ya viejas heridas, dado que desde la dirección ya se marca la “vía Iceta” a Susana Díaz para que dé un paso a un lado y permita renovar los liderazgos. En este sentido, desde la Ejecutiva ya se trasladó su apuesta por “reforzar y renovar en algunos casos los liderazgos autonómicos para hacer al PSOE competitivo en todos los territorios”.

En este sentido, el propio Sánchez ha alabado la “grandeza y la generosidad” de Miquel Iceta que, aunque tenía “derecho a encabezar la candidatura” decidió “dejar paso” a quien consideraba que podía ser un “buen presidente de la Generalitat”.

El secretario general socialista ha revelado cómo Iceta se acercó a su despacho y le sugirió que, aunque él estaba en condiciones de “mejorar los resultados del PSC” al próximo president le tenía él en el Consejo de Ministros.

“Eso se llama generosidad, poner al país por delante de los intereses particulares”, ha dicho Sánchez, en un mensaje nítido hacia otros líderes regionales del PSOE.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído