LOS BARONES SOCIALISTAS COMO PAGE, VARA Y LAMBÁN, CRÍTICOS CON EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO. CALLAN AHORA COMO PUERTAS

A Susana Díaz le huele el culo a pólvora tras ser ‘condenada’ por Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno manda un mensaje a la exdirigente andaluza al alabar el paso hacia a un lado de Iceta

A Susana Díaz le huele el culo a pólvora tras ser 'condenada' por Pedro Sánchez

Susana Díaz comienza a tener en la frente una fecha de caducidad como la de los yogures.

O, siendo menos diplomático, a la expresidenta socialista de la Junta de Andalucía le empieza a oler claramente el culo a pólvora.

Y así hay que entenderlo después de las lisonjas de Pedro Sánchez hacia Miquel Iceta por hacerse a un costado para que Salvador Illa fuera el candidato del PSC-PSOE:

Me dijo Miquel, creo que soy un buen candidato, tenemos posibilidad de mejorar los resultados pero Cataluña necesita un buen presidente y ese presidente lo tienes en tu Consejo de Ministros. Nadie le discutía que él fuera el candidato a las elecciones, pero, sin embargo decidió dejar paso a quién veía mejor situado. Todo un gesto de generosidad.

Y por si fuera poco, otra frase que termina de remachar los clavos en el ataúd política de Susana Díaz:

El mundo y España se adentra en un tiempo nuevo y el PSOE tiene que adentrarse también en un tiempo nuevo.

Porque Pedro Sánchez, que ni perdona ni olvida, tiene claro quién estuvo detrás de su destitución forzada como secretario general del PSOE una noche de octubre de 2016 y quien intentó ocupar su silla en las primarias de mayo de 2017.

El presidente del Gobierno ha aguardado con paciencia a que Díaz se fuera debilitando y con dos años ya fuera del Palacio de San Telmo, a la socialista andaluza le empieza a faltar el oxígeno.

Ya ni siquiera el hecho de proclamar a los cuatro vientos de que ella, como el resto del PSOE, «está con Pedro» va a librarla de la operación de acoso y derribo que han emprendido a la par La Moncloa y Ferraz.

La que fuera sucesora de José Antonio Griñán al frente del Ejecutivo andaluz pretende ser una superviviente como Sánchez, pero cada día que pasa es consciente de que carece de apoyos y que estar fuera del cobijo del poder es un añadido a tener en cuenta para que el secretario general de los socialistas mande al retiro a Díaz.

Incluso los dirigentes autonómicos tan críticos con Pedro Sánchez y sus acuerdos con EH Bildu, los independentistas y Unidas Podemos, no van, precisamente, a dar la cara por la que fuera sultana del Sur.

A Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Guillermo Fernández Vara (Extremadura) o Javier Lambán (Aragón) les ha entrado un extraño silencio cuando se les presenta una ocasión pintiparada de decirle al presidente del Gobierno que están disconformes con esas alianzas políticas o con ese estilo ‘manu militari’ de dirigir el partido para acallar a las voces discrepantes.

Ahora todos se ponen de alfombrillas, ni una voz más alta que otra, todo es obediencia ovejuna a Pedro Sánchez porque, entre otros motivos, dos años pasan rápido y en 2023 toca volver a las urnas y está en juego el repetir o no como cabeza de cartel.

Aunque antes, en otoño de 2021, comienza el carrusel de los congresos regionales y ahí también cabe la posibilidad de que al disidente con Ferraz se le otorgue un pasaporte rumbo al ostracismo. De ahí que ni Page, ni Vara, ni Lambán quieran decir ahora esa máxima de ‘esta boca es mía’.

 

Te puede interesar

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído