La vicealcaldesa de Madrid no hace seguidismo de su compañero de partido en la Comunidad madrileña

Ciudadanos es un polvorín: Aguado irá al 8-M y enerva a una Villacís que tacha el acto de «irresponsabilidad»

La mano derecha de Almeida en Cibeles, clara y contundente: "Conmigo que no cuenten para acudir al 8-M. No se puede jugar así con la salud de los españoles"

Ciudadanos es un polvorín: Aguado irá al 8-M y enerva a una Villacís que tacha el acto de "irresponsabilidad"
Begoña Villacís e Ignacio Aguado.

Hay quien prefiere ponerse un velo en los ojos y también borrar de su mente lo sucedido tras el 8-M de 2020.

Hace un año las manifestaciones feministas de ese 8 de marzo fueron el detonante para que, a partir del 9 de marzo de 2020, es decir 24 horas después, comenzaran a desbocarse los casos de contagio por el coronavirus, las hospitalizaciones y, lo peor e irremediable, el conteo imparable de muertos.

Aquellas marchas del «sola y borracha quiero llegar a casa» dejaron a España a partir del 14 de marzo de 2020 confinada en casa, pero el mal ya estaba provocado y durante las siguientes semanas, hasta el mes de junio, se siguieron contabilizando los fallecidos por centenares, incluso en algunos días rozando el millar.

Pues bien, nada parece haberse aprendido.

Y que el delegado del Gobierno en Madrid, el socialista José Manuel Franco, haya dado el 24 de febrero de 2021 el visto bueno a que haya manifestaciones de 500 personas encaja perfectamente en la línea de pensamiento de quienes creen que tienen impunidad para repetir los mismos errores mortales de hace 366 días.

Sin embargo, llama poderosamente la atención que el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado (Ciudadanos), haya comunicado su intención clara e inequívoca de presentarse en esas manifestaciones:

Creo que hay que hacer siempre caso a las autoridades sanitarias, también a la hora de celebrar manifestaciones. Siempre que cuenten con la autorización de Sanidad, me parece correcto, adecuado, legítimo, que haya personas que quieran manifestarse. Es importante reivindicar los derechos, que cada ciudadano tenga derecho a la libertad de expresión, al derecho de manifestación, siempre siguiendo las pautas que marquen las propias autoridades sanitarias.

Dentro de su propio partido, Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, ha arremetido duramente contra la celebración de este acto y, por ende, aunque sin nombrarlo directamente, contra el vicepresidente de la Comunidad madrileña por prestarse al juego de los que organizan unas marchas del 8-M que no tendrían que celebrarse cuando se está reclamando prudencia a los ciudadanos y acotando el número de personas que pueden reunirse, por ejemplo, en el interior de un local o en una terraza:

Incluso, un ex del partido como Juan Carlos Girauta, advierte a Ignacio Aguado y a otros miembros de la formación naranja y también del PP que han confirmado su intención de acudir a esas marchas feministas del gran error en el que incurrirán, sobre todo porque algunos, que ya lo hicieron en 2020, parece que no hayan escarmentado de lo sucedido:

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído