Un extraño vídeo alerta a la Policía

Acusan a Podemos de haber ‘atentado’ contra su propia sede, para ir de ‘víctima’

Marcos de Quinto pone el acento en que ni rompieron un cristal para tirar dentro el cóctel 'molotov'

Acusan a Podemos de haber 'atentado' contra su propia sede, para ir de 'víctima'
Cóctel molotov ante la sede de Podemos en Cartagena y un meme con Pablo Iglesias. PD

Huele raro. En realidad apesta, porque seguro que Pablo Iglesias y sus compinches, que trabajar han trabajado muy poco pero conspirar lo hacen a menudo, saben el significado en política de ‘agent provocateur’.

Y hay quien sugiere en las redes sociales que alguno de los camaradas del ‘macho alfa’, en versión murciana, ha intentado emular al legendario Borís Sávinkov, conocido en su país con diez alias diferentes, primero como enemigo del zarismo y más tarde como feroz antisoviético, que reclutaba voluntarios para un ejército que lograse acabar con la Revolución rusa y en realidad los mandaba a la muerte a manos de los soviets.

A un tipo como Sávinkov jamás se le hubiera ocurrido algo tan cutre como lanzar un cóctel molotov, para incendiar la sede del partido rival y no romper al menos los cristales, para que la botella y el combustible cayeran dentro y no inermes en la calle.

En cualquier caso, la tenue explosión de un cóctel molotov en el exterior de la sede de Podemos en Cartagena ha suscitado una ola unánime de condena.

Lo que ya no es unánime es la interpretación que se hace del ‘ataque’, que Iglesias califica de «terrorismo callejero» y atribuye, vía influencia, al Partido Popular.

Son muchos, cada vez más, los que ven todo muy raro y exigen que se investigue a fondo.

El exdiputado de Ciudadanos Marcos de Quinto, tras cubrirse afirmando que repudia los hechos, deja caer en Twitter que tiene todos los visos de un «autoatentado».

La Policía investiga los hechos, que tuvieron lugar cuando al menos un encapuchado arrojó un cóctel molotov en la fachada del local de Podemos en la localidad murciana, que pudo grabar el altercado con las cámaras instaladas en su interior.

Se supone que ésas son las imágenes entregadas por el partido a los responsables de las pesquisas.

Y precisamente las que han estimulado las suspicacias.

Se desconoce si el fragmento difundido, entre otros medios por la Cadena Ser, está editado o sigue la línea temporal sin interrupciones, pero lo cierto es que contiene un detalle llamativo: en la mesa aparece y desaparece, sin explicación aparente alguna, uno de los objetos depositados en ella.

Se trata de una carpeta, que según se comenta por las redes sociales, solo pudo ser depositada o apartada por alguien pese a que teóricamente se muestran los hechos tal y como fueron.

Pero tal y como se aclara en maldita.es

Según nos explica Alberto Nájera, las cámaras infrarrojas no detectan todos los colores, sino que «tienen un sensor que discrimina en blanco y negro». En el caso del vídeo de la sede de Podemos, afirma que «la carpeta y la mesa generan la misma respuesta» en la cámara de infrarrojo, por lo que ambos se muestran blancos.

De hecho, el físico señala que en las imágenes infrarrojas tampoco se distinguen con claridad otros objetos morados como las cortinas. Esto se puede comprobar si comparamos un fotograma de la parte del vídeo en blanco y negro y otro fotograma de la parte que está en color.

El hashtag #PodemosAtacaAPodemos, viral en Twitter desde este sábado, resume las dudas sobre la naturaleza del ataque y ha suscitado un estudio espontáneo de las imágenes y de las circunstancias que lo rodearon, poniendo el foco sobre otros aspectos que, a juicio de los denunciantes, reforzarían la tesis del montaje:

El parecido anatómico y la vestimenta de uno de los atacantes con un simpatizante de Podemos en la propia Cartagena ha encendido la imaginación, como el repaso de otro tuitero a las condiciones que presentaba el local la noche del ataque en comparación con la del resto de los días.

Una imagen tomada desde dentro de la sede de Podemos.

Los de Podemos viendo ‘destrozos’ en su sede.

Comparación de siluetas entre atacante de ultraderecha y militante podemita.

Nada de ello ha hecho dudar a Podemos, ni tampoco ha matizado el consenso en torno a la condena de los hechos, expresado por el PP e incluso por VOX, entre lamentos eso sí a la falta de correspondencia del partido de Iglesias cuando los agredidos son dirigentes de sus partidos o sus propias sedes.

Iglesias, lejos de agradecer la solidaridad, ha aprovechado este episodio para atacar a sus rivales en la campaña electoral de Madrid.  El candidato ha publicado un mensaje en sus redes sociales en el que ha instado a «los dirigentes de la derecha política y los referentes de la derecha mediática» a que «rectifiquen y condenen, de una vez y sin matices» esta acción de «terrorismo callejero».

Iglesias ha hecho, así, referencia a las declaraciones del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en las que ha afirmado que condena «todos los ataques, vengan de donde vengan» pero ha señalado que la formación ‘morada’ «en ocasiones ha justificado» ataques contra las sedes ‘populares’.

El exvicepresidente ha contrapuesto la «democracia, libertad de expresión y justicia social» a «los violentos y sus blanqueadores. En este vídeo podéis ver el ataque de la ultraderecha, con material explosivo, a una sede de Podemos hoy mismo. El terrorismo callejero de los ultra no va a amedrentarnos», se ha limitado a decir el dirigente radical sin explicar nada más al respecto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído