Política

Tenían la orden de no emplear la violencia contra los manifestantes separatistas, salvo que fueran agredidos ellos primero, y han aguantado lo indecible para no responder a los furibundos separatistas que trataban de evitar el cierre de los colegios electorales, decretado por la jueza del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. (Twitter estalla de furia con los vídeos de los traidores Mossos encarándose con la Guardia Civil).

La furia desatada contra la Guardia Civil y la Policía Nacional, ha sido feroz, de palabra y obra. Buena prueba de ello es el vídeo que encabeza estas líneas, donde un agente recibe un sillazo tras entrar en un colegio de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona). El golpista de turno le agrede al grito de "¡Visca Catalunya!", dejándole tendido en el suelo inerte. (Lo que han aguantado los policías nacionales y guardias civiles en Cataluña).

De la misma manera, varios internautas se hacían eco del ataque a la Policía Nacional: gritos y algún que otro "¡Mátale!".

El ministerio del Interior ha cifrado en nueve los agentes heridos este domingo 1 de octubre de 2017 cuando, en el ejercicio de sus obligaciones, trataban de impedir la votación en el 1-O. (La Guardia Civil mete en vereda a Mossos que apoyan el referéndum ilegal).

El dispositivo desplegado desde primera hora de hoy por la Policía Nacional y la Guardia Civil ha permitido cerrar 92 colegios electorales, según el último dato facilitado. En concreto, los agentes de la Policía Nacional han clausurado 46 colegios (27 en Barcelona, 6 en Tarragona, 6 en Gerona y 7 en Lérida) y los agentes de la Guardia Civil otros 46 (14 en Barcelona, 12 en Tarragona, 8 en Gerona y 12 en Lérida).