Política

Que Pablo Iglesias e Irene Montero se han pasado tres pueblos con la sospechosa compra de su casoplón en Galapagar es archisabido, lo mismo que el follón que han montado últimamente a costa de la Guardia Civil por culpa de una caca desconocida que ha aparecido en su buzón. (Los guardias civiles que vigilan el chaletazo de Iglesias por la caca no pueden ir ni al váter).

Lo que no se sabía es que les da ahora por usar con toda la cara del mundo los contenedores de basura propiedad del Ayuntamiento de Galapagar, que meten en sus dominios para cabreo de los vecinos de la zona. (Pablo Iglesias e Irene Montero blindan su lujoso chalet con 12 cámaras de videovigilancia).

Uno de ellos, cámara en mano, ha grabado este último desaguisado "en vivo y en directo", y ha subido el vídeo a Facebook, donde se ha montado un gran revuelo ante tamaña desfachatez. (Esperpéntica sesión de postureo de Errejón en Esquire: "Tener un chalet de 600.000 euros no es incompatible con luchar por el bienestar").

Son cinco minutos de duración, bordeando el chalé de marras,

"la chabolita de Pablo Iglesias y la portavoza. Para todos los colegas que confiaron en el voto a los podemitas".

El preocupado ciudano pone en duda, por si fuera poco lo anterior, que el verdadero precio de la mansión de la pareja podemita ronde los 650.000 euros como ellos dijeron.

Explica así que no le parece posible que si el anterior dueño se negó a vender la mansión ante una oferta de un millón de euros, y que extrañamente pudiera venderla un mes después por una cantidad bastante inferior.

José María Rodríguez es redactor en Periodista Digital. @JMRMontero

Los Morancos revientan la Red contando cómo fue la compra del chalet de Galapagar podemita