Política
Angela Merkel con hiyab TV

Lois Sindbad, de 27 años y oriundo de Camerún, se presentó en Alemania con cara de santo y afirmando que era un cristiano de toda la vida, seguidor de las buenas costumbres y encantadora persona por si fuera poco. (El escalofriante vídeo que oculta el Gobierno de Merkel: un refugiado musulmán decapitando a un bebé).

Tra soliciar asilo, se le ocurrió meterse para hacer méritos en una iglesia de Berlín donde estaba oficiando misa el sacerdote Alain-Florent Gandoulou, de 54 años, y del Congo para más señas. (¡Califato de Merkel! El refugiado viola al anciano de 90 años y a un paralítico... y mata a una aterrada esposa).

El brutal vídeo del refugiado que degüella a su esposa: "¡Así terminaréis si enfadáis a vuestro marido"

Según da cuenta el diario austriaco 'Wochen Blick', el fiel de turno aprovechó el momento en que el religioso sostenía una cruz de metal, mientras rezaba, para arrebatársela. (El vídeo prohibido de la brutal paliza del refugiado chuleta a tres modosas policías suecas).

Y no fue precisamente con el ánimo de robarla o de besarla, sino para darle un certero golpe en la cabeza que le abrió el cráneo, acción que remató metiéndole el paraguas que portaba por la garganta. La víctima murió en el acto. (El brutal vídeo del refugiado que degüella a su esposa: "¡Así acabaréis si enfadáis a vuestro marido").

Ahora, para librarse de la cárcel y con el juicio en ciernes, -el caso tuvo lugar el 22 de febrero de 2018-, el tipo alega que un fantasma que ya había poseído a su hermano, -también residente en Alemania-, se le metió sin avisar en el cuerpo, y que poco pudo hacer para impedir que le obligarse a cometer tamaño despropósito. (El brutal vídeo del refugiado que degüella a su esposa: "¡Así acabaréis si enfadáis a vuestro marido").

Afirma que precisamente el día del suceso le había pedido al sacerdote que le librara de tan molesta presencia.

Las autoridades alemanas, tan comprensivas ellas y para que no se cabreen los progres de buena fe, lo ha mandado de cabeza a un psiquiátrico.

José María Rodríguez es redactor en Periodista Digital. @JMRMontero

El escalofriante vídeo que oculta el Gobierno de Merkel: un refugiado musulmán decapitando a un bebé