Política
Una escopeta de perdigones. PD

El colmo del infortunio y un dolor imposible de imaginar para sus padres (¿Quién manipuló el portátil de Mario Biondo tras su muerte?).

Un niño de doce años ha muerto este 17 de abril de 2019  en una vivienda de Coín (Málaga) en un accidente causado por una escopeta de perdigones cuando estaba jugando con su hermano pequeño.

Uno de los disparos ha alcanzado al mayor de la familia causándole la muerte, según informa Diario Sur.

Los médicos trataron de reanimar a la víctima, pero fue imposible y falleció poco antes de la medianoche del jueves.

El fallecido es hijo de una familia extranjera que se encontraba de vacaciones en Coín.

El suceso se produjo durante la procesión de la Hermandad de la Vera Cruz de la localidad malagueña y conmocionó a la localidad al tener que acceder la ambulancia al centro del pueblo con toda la multitud. Finalmente pudo entrar sin demasiados problemas, aunque los médicos no pudieron hacer nada para salvar la vida del niño.

Por el momento se desconoce la procedencia del arma que ha causado la muerte del niño.

La Policía ha abierto una investigación a raíz del suceso para determinar qué ocurrió exactamente, aunque los primeros datos apuntan a una muerte accidental.