Política
El rapero Aarón Beltrán. EP

La historia es acadabrante (Este depredador sexual salvado por su pene porque el jurado vio la foto del 'aparato').

Aarón Beltrán, rapero feroz, convenció a un amiguito inglés para dejarse mutilar el pene por dinero (Alerta en la CIA: Mujer intenta entrar a la sede y pregunta por el "Agente Pene").

Y no mucho, porque le ofreció 200 euros, que podrían subir hasta 2.500 si la castración -subida a Internet- daba muchos clicks (La misteriosa relación entre la cantidad de vello masculino y el tamaño del pene).

El joven británico residente en Zaragoza tuvo problemas con su propia masculinidad desde los 16 años. Por eso, cuando su compañero de piso le propuso un trato, él dijo que sí (Los presos le queman el pene y las pelotas a un detenido por violar y matar a su hijastra de 12 años).

Dicho y hecho. El pasado 8 de marzo, viernes, una patrulla de la policía identificó a un varón que caminaba sin rumbo por la Gran Vía, en el mismo centro de Zaragoza (Sufre una amputación de pene tras una erección que duró dos días).

El sujeto llevaba la entrepierna chorreando sangre. Cuando los agentes se acercaron a preguntarle, él les contestó que acababa de salir de casa y les confirmó que sí, que tenía el pene amputado (El pene de este frikie tiene 'seducido' al pringado Risto Mejide).

Los agentes consiguieron recuperar el miembro cercenado y el joven fue trasladado hasta el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde los servicios de urgencia procedieron a su reimplantación. Se desconoce si se lo consiguieron volver a pegar.

Lo que si saben y con detalles los agentes de la Policia es que el desalmado que  había amputado el pene del chico británico es Aarón Beltrán, su compañero de piso.

Y que no se trató de una agresión sin más, sino que hubo dinero de por medio. De hecho, Beltrán le ofreció 200 euros al contado por dejarse cortar el miembro con un chuchillo. Además, le prometió abonarle otros 2.500 euros si la macabra escena conseguía muchas visitas en Youtube.

Aarón Jonás Beltrán es rapero, y se da a conocer con el nombre artístico de El Sanatorio del Ático, según recoge El Español.

Tiene 33 años y publica en sus redes sociales sus rimas desde su casa de Zaragoza, aunque apenas consigue 500 visualizaciones en ellas.

El rapero vivía en la calle Calatayud de Zaragoza con un inglés de su misma edad, la víctima de las locos intereses económicos de Aarón.

Fue el británico quien, una vez recuperado de la agresión, explicó a la policía que le habían propuesto pagarle a cambio de la mutilación, y que él había aceptado la oferta.

Explicó que no pasaba nada, intentando ocultar los verdaderos motivos de la decisión, que parecen apuntar a ciertos problemas con su identidad sexual desde joven.

El sádico rapero fue el ideólogo del desastre. Beltrán quiso conseguir la repercusión que no tenía gracias a su música. Y convenció a su compañero de piso a cambio de una ridícula cantidad de dinero si la comparas con la integridad física de sus genitales.
Condenado por agredir a su madre

Ahora, a Aarón se le están acumulando los problemas. Se ha conocido que ha sido condenado a 22 meses de cárcel por agresión, amenazas y malos tratos a su madre.

El agresor comenzó amenazando de muerte a su madre y su hermano tras la desaparición de 20 euros.

Poco después insultó a su hermano menor de edad llamándolo "maricón" e "histérica de mieda", y posteriormente arremetió contra su madre gritándole "cállate la puta boca que te voy a chafar la cabeza, mentirosa de mierda", y le propoinó un empujón.

La peor discusión se produjo en octubre de 2018, cuando el rapero agredió a su madre dejándola llena de moratones por todo el cuerpo.

Aarón, mientras la agredía, le gritaba “mala madre, por culpa del marica de mi hermano estoy jodido de la espalda” y la amenazaba si se iba de la lengua:

“Te voy a matar, zorra. Como me denuncies te mato. Esta vez estás muerta".

Fue ese día cuando Silvia, la madre del rapero, lo conminó a que abandonase la casa e interpuso una denuncia.  Ahora, Aarón acaba de ser condenado a 22 meses de cárcel. Asegura que los hechos no sucedieron así, que era la madre la que le llamaba puto yonki y despojo humano. .