Por todo lo alto

Brígida Gallego

Cuando el Arte se inspira en los muebles

Las obras de arte no son patrimonio exclusivo de museos y fundaciones. Nuestras casas pueden acogerlas con idéntico fervor que las cotizadas paredes de una galería. Como muestra, el incomparable marco del Espacio Vitra en Madrid. Una serie de ambientes y muebles firmados que ahora prolongan sus líneas en obras de arte pensadas para convivir con ellos.

¡El arte, por fin, se adentra con plena autoridad y sentido en el interiorismo de una casa!

Ignacio Alcázar, la firma

Ignacio Alcázar es un artista de raza. Su padre, también Ignacio Alcázar, con una trayectoria profesional inscrita en el censo de la publicidad, es un prestigioso dibujante que sigue hoy día volcado de lleno en la pintura. Su madre, Carmen Gamarra, reconocida galerista, fue una de las fundadoras de ARCO, la feria de arte contemporáneo de Madrid.

Alcázar es arquitecto de formación, pero sus marcados orígenes y el contacto permanente con artistas de la ‘cuadra’ de su madre, le llevaron inexorablemente por el laberinto del arte. Influencias de Arroyo, Criado, Lamazares, Herrero, Nash, Caro y tantos otros forjaron, con el paso del tiempo, un artista obsesionado con el trato particular de los materiales y el uso insólito de conceptos tradicionalmente concebidos para otro marco. Tornillos, cronómetros, huellas de pasos, graffitis, glaciares, lava volcánica o pizarras, conviven en armonía entre sus conocidos y genuinos retratos desnarigados.

La exposición

Alcázar recorre esta vez un camino inverso. El punto de partida es el de llegada. La obra realizada por el artista nace del ambiente al que luego va a dotar de vida propia. Las piezas, que se inspiran en los diseños industriales de los grandes maestros, van rodeando el mobiliario. Obra y muebles se funden en un concepto global y entran en fluída conversación.

El autor vuelve del revés su proceso de creación para conseguir lo desacostumbrado. La obra enmarca los muebles; los ambientes se prolongan en la obra. La idea es remover la manera de pensar de quienes paseen por los espacios de Vitra, la prestigiosa firma de muebles maestros, en la calle de Marqués de Villamejor en Madrid.

La obra

Alcázar plasma una versión del Bosson de Higgs, la partícula que explica la presencia de la materia, en un comedor de ambiente oriental, buscando una conexión con el universo.

En un salón de línea urbanita coloca un paseo fantasmal en el otoño de la ciudad. Huellas marcadas sobre las hojas invitan a seguir el camino de un cuadro sorprendente, en un formato desacostumbrado por su radical horizontalidad.

En otro de los espacios, dedicado a zona de lectura, la lava de los volcanes convive con el deshielo de los glaciares en un brutal contraste. Se trata de cuatro ligeras estructuras móviles, colgadas directamente de la escayola, y que otorgan cierta sensación de suave movimiento que comparten con los Gran Repos de Antonio Citterio.

Los tonillos, uno de los símbolos recurrentes en la obra de este artista, esta vez quedan plasmados sobre zinc. Y desde esa posición, charlan con las sillas en acero de la sala de juntas. Mientras, sobrevuelan moscas metálicas, otro tema muy español que Alcázar toma prestado de Arroyo.

Otro asunto de inspiración habitual para este artista es el del funambulista. La versión tridimensional cuelga del techo y dialoga con un reloj de Nelson sobre el espacio y el tiempo.

En el salón, Alcázar cuelga una galería de sus retratos desnarigados, que miran al ser observados.

Dónde

En Vitra. Marqués de Villamejor 5, 28006 Madrid.
Hasta 31 de marzo 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Brígida Gallego

Queridos amigos, a través de este blog os inundaré de propuestas irresistibles para que disfrutéis de lugares con encanto, inolvidables escapadas, secretos de moda y belleza, eventos con glamour… y mucho más

Lo más leído