Por todo lo alto

Brígida Gallego

Barra y Mantel, un bistro inspirado en la clase parisina de los años 40

Barra y Mantel fachada

El nuevo restaurante, inspirado en la clase parisina de los años 40, apuesta por una carta de sabores clásicos basada en los productos de temporada y disponibilidad del mercado, con un toque de vanguardia. Iván González, chef y propietario, reivindica la misma calidad de comida y servicio en la barra y en la mesa.

Barra y Mantel abrió en enero de 2019 en una de las calles más codiciadas de la capital: Jorge Juan. La idea partió del cocinero Iván González, después de haber tenido su propio negocio en Valencia, su ciudad natal, y en Ibiza, y tras años en Madrid asesorando a otros grupos de restauración, quiso crear un nuevo concepto, más personal, donde él se encargase directamente de seleccionar los proveedores, el equipo de trabajo o el diseño de los platos, y donde la imagen del local reflejara la identidad de su cocina. Tras comentarlo a un grupo de amigos dedicados a la hostelería, juntos se embarcaron en esta aventura, donde Iván se encarga de la gestión y dirección del negocio.

Barra y Mantel entrada

Una carta de base tradicional

Su experiencia siempre ha estado ligada a la cocina de producto y mediterránea, adaptada a las ciudades donde trabajó, y es lo que ha plasmado en una carta de corte clásico y basada en platos tradicionales, ‘los de siempre’: buenas carnes y pescados, arroces o guisos, entre otros, con un toque personal pero siempre respetando los sabores de base de la materia prima.

Chuleton a la parrillaEs, en definitiva, un restaurante honesto, con platos sencillos y ricos; un concepto cuidado en el que semanalmente ofrecen dos o tres sugerencias fuera de carta, según los productos de mercado y de temporada. Así logran aportar dinamismo tanto a la cocina como en la bodega, aunque manteniendo siempre una línea de tradición.

Barra y Mantel arroz

Sus raíces valencianas se notan en su buena mano para los arroces, aunque también disfruta preparando guisos, como garbanzos con rape y espinacas, verdinas con perdiz o callos de ternera.

Barra y Mantel garbanzos con rape

Eso sí, el plato más exitoso es el de canelones de solomillo y trufa; una receta que lleva cocinando desde hace diez años.

Barra y Mantel canelones

También triunfan las albóndigas de chuletón (elaboradas con carne madurada durante 50 días), las conservas que proponen para el “vermuteo” o los platos de verduras. Para ello, cuentan también con grandes proveedores, como Pescaderías Coruñesas y O Percebeiro (pescados y mariscos), Balfegó (atún) Joselito (ibéricos) Amelie (ostras), Quesería Cultivo (quesos) o la carne, de un carnicero burgalés que selecciona a dedo sus propias vacas en Galicia y solo provee de su carne en Madrid a Barra y Mantel.

La bodega es otro de los puntos fuertes de este restaurante. Está expuesta a la entrada del local y cuenta con 100 referencias españolas, francesas y algunas alemanas.

Barra y Mantel bodega

El horario de cocina es ininterrumpido, pero para las tardes, han diseñado una carta específica, más breve, que permite comer o picar de 16h a 20h, pensada para acompañar con un vino, una tabla de quesos, conservas, ibéricos o bocatines. La coctelería también es uno de sus puntos fuertes, en una línea de cócteles clásicos que también pueden acompañar la comida a cualquier hora del día.

Una sofisticada taberna

Barra y Mantel barra

Barra y Mantel es, en definitiva, un espacio polivalente en el que todos los rincones tienen su importancia. A la entrada, una gran barra central y mesas altas dan la bienvenida al comensal, junto a la bodega expuesta en una amplia vitrina. Al fondo del salón, las mesas redondas con mantel de lino están dispuestas con una separación suficiente para aportar cierta privacidad. Junto a la cocina vista se encuentra “la mesa del chef” con capacidad para 7 comensales; la más privada de todas.

Barra y Mantel sala

En la decoración destacan el suelo de baldosa hidráulica alrededor de la barra y una tarima de madera oscura para el resto del salón. Las paredes combinan un gris oscuro con un estiloso papel pintado de Pepe Peñalver, a juego con la tapicería. En las paredes lucen los nombres de algunos oficios y negocios de antaño, como cuchilleros, libreros, sombrerería o vinoteca, e imágenes de Madrid de los años 40 y 50, en representación de la época en la que está inspirado el restaurante.

Tiene capacidad para 80 comensales en el interior y en breve dispondrá de una terraza exterior con capacidad para unos 20 comensales.

Barra y Mantel
Dirección: c/ Jorge Juan, 50. 28001 Madrid
Teléfono: 91 064 45 98
Horario de cocina: de lunes a domingo, de 13h a 00h.
Precio medio: 45-50€
Web: www.tabernabarraymantel.com
Instagram: @barraymantel

Recibe nuestras noticias en tu correo

Brígida Gallego

Queridos amigos, a través de este blog os inundaré de propuestas irresistibles para que disfrutéis de lugares con encanto, inolvidables escapadas, secretos de moda y belleza, eventos con glamour… y mucho más

Lo más leído