Por todo lo alto

Brígida Gallego

Descubrimos todo sobre los blanqueamientos

‘Blancorexia’: La obsesión por unos dientes extra blancos

'Blancorexia': La obsesión por unos dientes extra blancos

Conseguir una sonrisa perfecta implica tener, además de todas las piezas dentales perfectamente alineadas y contorneadas, un bonito tono blanco de esmalte.

Podríamos afirmar que en la actualidad se realizan blanqueamientos dentales tanto en hombres y mujeres por igual, de entre 30 y 50 años. Cuanta más edad tiene el paciente el color dental se va volviendo más oscuro o amarillento, por lo que el resultado final es mucho más notable que en pacientes muy jóvenes.

“Uno de los imprescindibles de la belleza es una bonita y cuidada sonrisa, teniendo siempre presente la naturalidad. En la actualidad las “sonrisas falsas” sufren rechazo, debemos encontrar el equilibrio estético siempre.” Añade la doctora Daniela Carranza, codirectora del centro de odontología Instituto Profesor Sada.

Es cierto que existe un miedo irreal ante este tipo de tratamientos, los pacientes a menudo vienen a consulta con muchas dudas: ¿Se debilita el esmalte o las encías?, ¿Existe de riesgo de sensibilidad extrema permanente?

Antes de realizar un blanqueamiento dental, lo primero que debemos hacer es un diagnóstico personalizado del paciente (cómo se encuentra su salud bucodental en detalle: higiene, caries, sensibilidad, calidad de esmalte…) y si su boca es apta para un blanqueamiento podremos comenzar el tratamiento.

La American Dental Asociation (ADA), tras un completo seguimiento de varios años, apunta que no existen efectos perjudiciales ni para los dientes ni para la salud siempre que sea realizado por expertos. La única desventaja que puede presentarse es un incremento de la sensibilidad dentaria durante los primeros días.

“En efecto, nuestra experiencia como expertos en blanqueamientos dentales y tras evaluar a los pacientes podemos afirmar que existe un incremento de la sensibilidad dental ante estímulos como calor o frío durante la primera semana tras realizar el tratamiento. Una vez hayan pasado 7 días el paciente no notará este aumento de sensibilidad” Nos explica la Dra. Daniela Carranza.

“Hemos visto pacientes con verdadera obsesión por conseguir un blanco flúor en los dientes” con esta afirmación la Dra Daniela Carranza nos cuenta este problema social conocido como blancorexia.El grado de blanco que se pude alcanzar (3 o 4 tonos) está condicionado por la mineralización o la textura del esmalte y también por la cantidad de dentina secundaria o terciaria. El blanqueamiento actúa bajando el croma del diente y aumentando su luminosidad y está condicionado por el diente; no lo decide ni el dentista ni el paciente, por lo que llegar a aclarar 8 tonos como prometen muchas veces es algo imposible, conseguir ese blanco nuclear solo se puede conseguir con carillas o fundas. Es cierto que si con el paso del tiempo el paciente quiere y necesita realizarse un recordatorio del blanqueamiento éste no le causará ningún problema”.

“Cuidado con las gangas que vemos en internet sobre blanqueamientos dentales en clínica” Nos advierte la Dra. Carranza

¡Lo barato sale caro!. Los blanqueamientos dentales «low cost» pueden llegar a originar llagas, problemas dentales irreversibles e incluso quemaduras. Ya que no utilizan productos de primera calidad y por ello su coste es mucho menor. Para Saber si es conveniente o no realizar un blaqueamiento dental se debe realizar un estudio y mostrar un diagnóstico dental apto para este tipo de tratamientos (en las “gangas” este paso suele omitirse)

¿Qué pasa después del blanqueamiento? Cuidados y consejos a seguir

“Una vez llevado a cabo el blanqueamiento dental daremos una serie de instrucciones para que este sea duradero

Si finalmente optas por un tratamiento de este tipo durante el primer mes es fundamental que no fumes ya que puede dañar el proceso de blanqueamiento y no ser tan efectivo como en personas no fumadoras

Llevar una dieta “blanca” durante 9 días:  evitar alimentos con color como carnes rojas, el tomate, la zanahoria, salsas rojas y chocolate, así como bebidas en la que su color pueda influir en un blanqueamiento optimo como son el vino tinto, té, café y bebidas refrescantes tipo cola.

¿Es verdad que existen alimentos blanqueantes?

“La existencia de alimentos blanqueantes es tan sólo una leyenda urbana. Es más, algunas de estos «remedios caseros» pueden dañar el esmalte dental si se utilizan de forma irresponsable. La ingesta de alimentos fibrosos como el apio, manzana o zanahoria facilitan que cuando este alimento entra en contacto con el diente, se desprenda cierta capa de la placa bacteriana que está depositada en la superficie dentaria. En cierta medida «limpian el diente», pero jamás sustituirá el efecto higiénico del cepillado dental y no hay estudios científicos que demuestren que producen ningún tipo de blanqueamiento. Lo que va ocurriendo no es que el diente se blanquee, sino que va reduciéndose la capa de esmalte que protege el diente con sus consecuentes efectos estéticos y puede generar la aparición de fenómenos como la hipersensibilidad dentaria.

Los enjuagues con vinagre de manzana también están a la orden del día. Dicho vinagre contiene ácido acético, cuyo uso continuado puede provocar un proceso erosivo sobre la superficie del esmalte reduciendo su espesor. “No hay problema en utilizarlo en nuestras ensaladas, pero lo que no podemos hacer es enjuagues o frotar nuestros dientes con él.” Aclara la experta.

Dra. Daniela Carranza
Instituto Profesor SADA
Ana Teresa 30
28023 Madrid
91-3572740
www.profesorsada.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Brígida Gallego

Queridos amigos, a través de este blog os inundaré de propuestas irresistibles para que disfrutéis de lugares con encanto, inolvidables escapadas, secretos de moda y belleza, eventos con glamour… y mucho más

Lo más leído