Por todo lo alto

Brígida Gallego

La auténtica gastronomía tradicional mexicana

La nueva carta para este verano de Iztac: Nuevos platos, misma autenticidad

Disfrutarás de un onírico viaje lleno de sabor por los 32 estados del país y por sus nueve zonas gastronómicas

Iztac

Consolidado como adalid de la autenticidad y de la cocina mexicana más genuina y tradicional, y huyendo desde el primer momento del tex-mex, Iztac, en cada renovación de carta, explora las diferentes zonas geográficas del país azteca seleccionando esas recetas que son expresión viva de la rica cultura gastronómica mexicana, que llevó a su cocina a ser la primera en ser declarada por la Unesco Patrimonio Invaluable de la Humanidad.

Iztac

Ubicado en el mismo local que ocupara desde 1959 el restaurante México Lindo, primer restaurante mexicano de Madrid, cada visita a Iztac se convierte en una experiencia completa: Desde el nombre, derivado de la historia de amor entre Iztaccíhuatl y Popocatépetl, hasta su personal (mexicano en su práctica totalidad), pasando por su salón y terraza, decorados por el estudio de interiorismo Free Hand de la arquitecta mexicana Lourdes Treviño o cada detalle que decora el restaurante… Todo en Iztac está minuciosamente orientado para la plena satisfacción del comensal que, en cuanto llega, se imbuye en un onírico viaje de colores, texturas y sabores lejos de equivocados tópicos.

«Iztac es el restaurante al que me gustaría ir en México DF cuando visito mi país de origen», dice Jorge Vázquez, su carismático propietario.

Iztac Jorge

Al frente de su cocina, el chef Juan Matías interpreta en esta nueva carta una nutrida selección de recetas que, como suele ocurrir en cada carta, recorren a lo largo y ancho los treinta y dos estados que componen las nueve zonas gastronómicas de México.

Entre sus nuevas creaciones destacan platillos como el tamalito de acelga con chiltomate tatemado y torrezno

Iztac tamalito de acelga

los panuchos de cochinita pibil con si-kil-pak maya

Iztac panuchos

los sopecitos de entrecot con velo ibérico

Iztac sopecitos

el imprescindible guacamole de molcajete que en esta ocasión se acompaña de un pico de gallo de mango

Iztac guacamole

el refrescante gazpacho de aguacate con gelatina de menta y crujiente de tortilla

Iztac gazpacho

o la versión de la popular ensalada César que pese a lo que se cree, tiene su origen en el país azteca.

Iztac ensalada cesar

La carta de Iztac siempre tiene una ventana que mira al mar pensando en los miles de kilómetros de océano que bañan sus costas. Al imprescindible aguachile negro de camarones, acompañan esta temporada platos como los camarones culichis con salsa de tomatillo verde

Iztac camarones

o la corvina tarasca con salsa de chipotle meco y crisantemo en tempura.

Iztac corvina

Entre las opciones cárnicas platillos rotundos y contundentes como el chile ancho relleno de chicharrón prensado en salsa de frijoles

Iztac chile

o la costilla asada de Sonora con chile relleno y pan de elote.

Iztac costilla de sonora

Tres tacos enmarcan la parte más emblemática y conocida de la cocina mexicana. El imprescindible taco árabe (que debe su nombre a los originarios tacos de kebab que con pan de pita realizaba la abundante inmigración libanesa y que en Iztac se elaboran con tortilla de trigo y con lagarto de cerdo ibérico), el taco rosarito (con camarones) o el callejero “taco de machitos” que promete convertirse en icónico esta temporada.

Iztac tacos

El momento dulce de la carta corre a cargo de su fantástica pastry Sohaly Ventura que firma el broche con postres tan sugerentes como el milhojas de mazapán y chocolate o el digestivo postre de gelatina de mango y chamoy.

Iztac milhojas

 

Pieza fundamental en Iztac es su imponente terraza, obra igualmente del estudio Free Hand, practicable y calefactada para poder utilizarse en cualquier época del año y que constituye ese oasis idílico en el centro de la ciudad tanto para disfrutar de las comidas y cenas en Iztac como para el más animado afterwork o la coctelería selecta.

Iztac Terraza

La carta de bebidas de Iztac es igualmente cautivadora y rotunda. A sus obligatorias margaritas (para muchos, las mejores de Madrid), se suma la coctelería más especializada, cervezas mexicanas, micheladas, vinos mexicanos y nacionales y una buena selección de tequilas y mezcales con la que realzar cada uno de los platos. Además, propone una amplia oferta de cócteles ideales tanto para comer o cenar como para el afterwork tanto en su barra como en su terraza

Iztac Bebidas

Desde la pasada primavera Iztac dispone también de una carta específica tanto para delivery como para take away.

El nombre de Iztac significa “blanco” en lengua náhuatl y hace referencia al eterno manto de nieve que corona el volcán Iztaccíhuatl y que junto al Popocatépetl vigilan y contemplan la ciudad de México. La leyenda de Iztac y Popo es una historia de pasión, de sentimientos y de amor, valores que como la nueva carta del restaurante es necesario experimentar y sentir.

Sobre Iztac:

El espacio recibe su nombre de la leyenda de los amantes Iztaccíhuatl y Popocatépetl. Una historia de amor ambientada en el esplendor del Imperio Azteca que relata la tragedia de estos dos enamorados. Dominado el valle de México por los aztecas, numerosos pueblos vecinos, cansados de pagar el tributo obligatorio, deciden luchar por la libertad del pueblo. Uno de ellos, el cacique de los tlaxcaltecas, padre de la joven y bella protagonista, Iztaccíhuatl, depositó su confianza en el joven guerrero prometido de su hija, Popocatépetl, para liderar su pueblo.

Popocatépetl parte a la batalla con la promesa de tomar la mano de Iztaccíhuatl si regresaba victorioso de la batalla. Al poco tiempo, un rival del joven, celoso del amor que ambos se profesan, confiesa a Iztaccíhuatl que su amado había muerto durante el combate. Abatida por la tristeza y sin saber que era mentira, Iztaccíhuatl muere. Un hecho que Popocatépetl desconoce hasta su regreso. Entristecido por la noticia, decide honrar su amor y manda construir una gran tumba ante el sol amontonando diez cerros formando una montaña. En brazos carga el cuerpo de su enamorada hasta la cima. Una vez allí, el joven lo recostó sobre el suelo y le dio un beso póstumo. Con una antorcha en la mano se arrodilla junto a su amada para velar por su sueño eterno. Desde entonces permanecen juntos uno frente al otro.

Con el paso del tiempo y con la nieve cubriendo sus cuerpos, los jóvenes se convierten en dos grandes volcanes que seguirán así eternamente. La leyenda añade que cada vez que Popocatépetl se acuerda de Iztaccíhuatl el volcán arroja cenizas en un símil a la pasión eterna de su antorcha echando humo.

Iztac
Plaza de la República del Ecuador, 4. 28016 Madrid
Teléf.: 910.090.235
Horario: todos los días desde 13,30 h. a 0.00h., salvo domingos de 13,30 a 17,00 h.
Precio medio: 40-45€

Home

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Brígida Gallego

Queridos amigos, a través de este blog os inundaré de propuestas irresistibles para que disfrutéis de lugares con encanto, inolvidables escapadas, secretos de moda y belleza, eventos con glamour… y mucho más

Lo más leído