Salvajada del tripartito

Decir que se preocupan por los pobres no es lo mismo que preocuparse por los pobres. Cáritas viene trabajando bien por ellos y sabe mucho sobre esta cuestión. Por tanto, toda ayuda que se dé a Cáritas es ayuda que se da a los pobres.
El hecho de que se le retire la ayuda a Cáritas viene a ser como dar rienda suelta al anticlericalismo, algo que ya debía estar superado. El anticlericalismo no tiene justificación de ningún tipo. Que se desee poner coto a los posibles excesos de la Iglesia Católica, o se pretenda suprimir sus supuestos privilegios, cosas ambas muy respetables, no es motivo para odiarla. En realidad, nunca hay motivo para el odio.
Quienes mandan ahora en la Generalidad Valenciana y el ayuntamiento de Valencia piensan, por lo que se ve, que con sacar a relucir toda la basura de los anteriores gobernantes ya tienen suficiente para campar a sus anchas.
Rita Barberá y Francisco Camps se comportaron de forma demencial, pero a la vista de quienes les han sustituido se explica que estuvieran tanto tiempo en sus cargos. Si ambos hubieran tenido una oposición digna de ese nombre no habrían podido cometer tantas fechorías, pero es que tampoco habrían durado. El PP se habría visto obligado a retirarlos de la circulación y habría tenido motivos para ello, porque realmente esos personajes dan poco de sí.
Han sido sustituidos por unos catalanistas de tomo y lomo, lo que significa que sus ideologías no pueden basarse en nada, sino que levitan sobre una falsedad. Aparte de eso, el catalanismo es incompatible con la democracia, puesto que no tolera la discrepancia. Y eso significa que es intrínsecamente corrupto.
No es de extrañar entonces que el diario Las Provincias haya descubierto su afición por el nepotismo.
Son muchos los que piden el voto a los pobres, mediante promesas falsas, para poderse equiparar a los ricos.
Cáritas merece respeto.
‘Internet negro’
‘Manual de insultos para políticos’
‘Los hombres que susurran a las máquinas’
‘Al pie de una pared sin puerta’
‘A pesar de los pesares’
‘El árbol del silencio’
‘El bucle’
‘Versus’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído