UGT y CC.OO. a favor de los golpistas

Hay unas personas encarceladas porque así lo ha decidido una instancia del Estado en virtud de un procedimiento legal, que rige para todos, y estos sindicatos que también son parte del Estado, porque sin las subvenciones serían incapaces de sobrevivir, se han revuelto contra él.
La pregunta del millón es: ¿Han devuelto lo cobrado y han renunciado a seguir cobrando las subvenciones antes de adoptar esa decisión? Porque si hay algo que protege a un trabajador es la ley. Si los sindicatos exigen que no se cumpla la ley ponen el peligro a los trabajadores.
La otra cuestión es el hecho de que los sindicatos sean subvencionados. Si el Estado les garantiza los ingresos no necesitan defender a trabajadores para ganárselos y que paguen una cuota. De donde resulta que la función sindical queda pervertida. Sólo faltaba que además se revuelvan en contra de quien les paga, que es el contribuyente.
El trabajador español soporta muchas cargas, porque no sólo están subvencionados los sindicatos, sino también la patronal, los medios (con lo cual pueden dedicarse a manipular más que a informar) y además de todo eso hay otra realidad, la de que en España hay más políticos por metro cuadrado que en ningún otro país del mundo, y si se tiene en cuenta que por político se entiende a Gabriel Rufían, o sea, que este tipo es representativo de un bueno número de ellos, la cosa clama al cielo. Pero el contribuyente español soporta todo eso como si fuera correcto, como si tuviera que ser así.
Afortunadamente, la iniciativa de CC.OO. y UGT quedará en agua de borrajas. La fregona está en el cubo y puede que otros sigan el mismo camino, cabe la posibilidad de que Torrent, al final, también acabe en el trullo, porque va haciendo méritos para que le den de comer. A estos sindicatos cabe recomendarles que se disuelvan y den paso a otros, con otras maneras y otros modos de financiarse menos onerosos para los trabajadores.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Brillo de asfalto’
‘La piel del deseo’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído