Oltra incordia a Rajoy

Los catalanistas valencianos son los peores. Antonio Ubieto, por el simple hecho de no tragarse sus trolas y en lugar de eso investigar en busca de la verdad tuvo que ver el nombre de sus hijos y el colegio al que iban escrito en las paredes. A Pedro J. De la Peña le pusieron una bomba en el despacho por defender el uso del español en España.
El historiador pudo volver a Zaragoza sano y salvo, dejando atrás el miedo que pasó, y el escritor salvó la vida milagrosamente.
Los nacionalistas están en el mundo para enredar y complicar la vida a los demás y no hay modo de que tengan una idea buena. A Mónica Oltra le ha faltado tiempo para decir que Mariano Rajoy tendrá que aprender catalán para ejercer como Registrador de la Propiedad en Santa Pola. Cualquiera se da cuenta enseguida de que en esa zona le sería de más utilidad aprender inglés o alemán.
Claro que ella ha dicho valenciano, pero es obvio que todo el mundo sabe que ella piensa que el valenciano es catalán. Si no pensara eso no tendría el cargo que ostenta. https://www.change.org/p/alcalde-de-valencia-al-alcalde
Los nacionalistas, por puro egoísmo, nos están obligando a emplear una serie de recursos y de energías en algo que a la postre no va a servir para nada, porque la función de las lenguas no es convertir a los ciudadanos en gilipollas, sino servirles para comunicarse entre sí y lo que quiere un ciudadano normal no contaminado por la peste nacionalista es entender y que lo entiendan y al final le da lo mismo que sea en una lengua o en otra. Por eso las lenguas van desapareciendo en la medida en que dejan de ser útiles. Y ese es el destino de todas esas lenguas y dialectos que pretenden imponer a bayoneta calada.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Diccionario de elogios, piropos y voces galantes’
‘Atlas del bien y del mal’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leido