En la muerte de Rubalcaba

Seguramente, el mejor servicio que prestó a España Alfredo Pérez Rubalcaba a lo largo de su carrera fue el de facilitar la abdicación de Juan Carlos I, ese señor obsesionado por cargarse la monarquía.
La noticia trascendió a los medios del siguiente modo: dada la lamentable situación en que se encontraban la Institución Monárquica española y el PSOE había que aprovechar que la Secretaría General de este partido estaba en manos de Rubalcaba para proceder a la abdicación, porque cuando estuviera en otras manos, y lo que se vislumbraba en el partido no presagiaba bueno, ya no respondían de lo que pudiera pasar. Afortunadamente, Juan Carlos I tuvo uno de esos episodios de sentido común, muy poco frecuentes en él, y abdicó.
Alguien que no tiene atributos para ello, porque es un sinvergüenza y un sectario, ha calificado a Rubalcaba como hombre de Estado. Como si lo hubieran dicho Otegui o Iglesias. Fue un esclavo del poder, como todos, salvo Adolfo Suárez, que fue esclavo de la misión que tenía encomendada, que era la de traer la democracia a España, y lo hizo, y arriesgó y su salud, primero para traerla y luego para defenderla.
De Rubalcaba, sus propios compañeros del partido decían: te das la vuelta y te la clava. Dicen que era muy inteligente, pero no lo debía de ser tanto, porque no se supo procurar un paso limpio a la historia. Resulta curioso, además, que Zapatero lo traicionara, porque cuando Merkel le ordenó que hiciera recortes, pero no le dijo donde, o sea, que podría haber eliminado esos chiringuitos en los que colocan a los amiguetes, lo pactó con Rajoy a espaldas suyas. Zapatero quería que Rubalcaba fracasara en las elecciones y así sucedió.
Y con todo esto, ocurre que somos muchos los que, presintiendo la victoria electoral del PSOE, habríamos estado tranquilos y conformes si al frente de este partido hubiera estado él.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Tránsito en la mirada’
‘Te doy mi palabra’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído