La obligatoriedad del registro de jornada

Me parece a mí que esa medida, en la práctica, servirá para dar más poder a los sindicatos. Es evidente que son necesarios y como prueba de ello basta con recordar que hasta en la dictadura existieron, aunque eran verticales, pero lo que importa aquí es que no se pudo prescindir de ellos.
En democracia, son imprescindibles los partidos, lo que ocurre es que se han convertido en maquinarias para conseguir el poder y no les importa nada más que eso. Hubo un partido que tenía principios, con los que se podía estar más o menos de acuerdo, pero los tenía, y lo demostraba manteniendo el mismo discurso en toda España, y ese partido era UPyD y la gente no lo votó. Lo que hay ahora es el reflejo exacto de España. Abundan los Sánchez, los Iglesias, los Otegui, los Torra.
Los sindicatos también se han convertido en maquinarias para conseguir poder en su ámbito de actuación. Para fundamentar esto, basta con recordar que cuando se avecinaba la crisis provocada por Zapatero, con la irresponsable colaboración de tipos como Camps, los sindicatos no hicieron nada por evitarla. Ellos disponían de equipos muy preparados para anticipar el próximo, pero prefirieron recaudar y recaudar y recaudar, como los ayuntamientos, como las consejerías de la vivienda, como el gobierno. La crisis llegó y los sindicatos tuvieron que hacer sus ERE, como todas las empresas, pero no los gobiernos nacional o regionales, que aumentaron sus plantillas de modo inmisericorde con los contribuyentes.
Los sindicatos en España tienen la mala costumbre de abandonar a menudo el ámbito laboral e invadir campos de la política e incluso del lingüístico, que en absoluto son de su incumbencia, con lo cual excluyen a muchos trabajadores que no están dispuestos a consentir estos comportamientos y, como consecuencia, quedan sin protección. Con esta nueva norma se les da una nueva herramienta de poder que realmente no la necesitaban para proteger a los trabajadores.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Tránsito en la mirada’
‘Te doy mi palabra’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído