Catalanistas, hoy

Han dado tanta murga los catalanistas con el hecho diferencial catalán que no tuvimos más remedio que fijarnos un poco, para concluir en que es cierto que existe. Es el lloriqueo, arte en el que son expertos, puesto que mediante su cultivo vienen consiguiendo, desde hace siglos, ventajas y privilegios sobre las demás regiones españolas.
No obstante, ese no es el único hecho diferencial catalán. Un representante del gobierno regional catalán, en viaje oficial y, por tanto, en representación de la región catalana, ha pedido perdón en América por el descubrimiento y posterior conquista del continente americano. Cabe anotar, pues, la ignorancia y la mala fe a la lista delos hechos diferenciales catalanistas.
Además, se observa una falta absoluta de nobleza de espíritu en Cataluña. Hasta tal punto que cabe dudar de que la haya habido alguna vez. Esa nobleza de espíritu está muy presente en el resto de España. No de forma abundante, pero sí notoria. Inútil sería preguntarle al conde de Godó. Su nobleza es de otro tipo.
Me hicieron llegar el enlace (https://twitter.com/wilbpack/status/1139459041430777856) de este tuit:
«El nostre sentit intel-ligent de l’humor, la clàssica ironia catalana, és un dels trets que ens diferencia -o ens diferenciava- d’altres pobles de la Península Ibèrica.

L’exprssió més genuina de l’humor català és la ironia enginyosa, aguda, afinada, flegmàtica. És una manera nostra d’humor que compartim amb altres cultures civilitzades, d’arrels celtes o saxones, com la britànica i la gallega»
No sé lo que dice, porque no entiendo ese dialecto, pero me dijeron que es una estupidez. Ese dialecto no tiene ni un siglo de vida y nos lo quieren imponer a los valencianos, haciéndonos creer que es lo que hablamos desde hace siglos. ¡Pero si es un invento de Pompeyo Fabra!
La civilización -el respeto de las leyes- llegó al Reino de Valencia hace más de mil años, y como prueba está el Tribunal de las Aguas.
Los catalanistas vienen demostrando, desde siempre, que están por desbastar. Necesitan que les pasen la garlopa.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Tránsito en la mirada’
‘Te doy mi palabra’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leido