Podemas y el 99

A los podemitas no se les debe catalogar como políticos, aunque cobren del Estado, puesto que no lo son. Un político es alguien que aspira a mejorar la vida de los ciudadanos, aunque luego, quizá, logre lo contrario.

Empiezan por no respetar al Jefe del Estado, al que quisieran guillotinar, visitándolo vestidos de cualquier forma. Piensan que le faltan al respeto al Rey, por visitarlo en vaqueros o en calzoncillos, pero no es así, se lo faltan a todos los españoles. Cuando los recibe de forma oficial lo hace en nombre de todos los ciudadanos y, puesto que sí que los respeta, se viste de forma adecuada.

Los podemitas no quieren el bien de los ciudadanos, puesto que se suman a cualquier iniciativa que atente contra el Estado. Todo lo que vaya contra él va contra los ciudadanos, porque estos lo conforman.

Los podemitas se abrazan a cualquier nacionalismo que atente contra el Estado, se abrazan a Otegui, que es como abrazarse a ETA, esa banda cuyo objetivo era aterrorizar a casi todos los ciudadanos.

Los podemitas quieren la ruina de los españoles, y quien no lo crea que se fije en las condiciones que le proponen a Sánchez para apoyar su investidura.

A los podemitas les gusta el lujo, pero para ellos, para la mayoría no, para la mayoría quieren la ruina, como Chávez y Maduro. Hay que fijarse en la que están organizando en los lugares en que pueden hacer el mal, en el distinto trato que dan a los católicos y a los musulmanes. Éstos les pueden ayudar en sus propósitos destructivos.

Es tan escaso, por no decir que inexistente, el respeto que sienten por los ciudadanos, que ahora pretenden utilizar al Rey, como si fuera una pieza de ajedrez, para la partida que están jugando, de alacrán a alacrán, Sánchez e Iglesias.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Tránsito en la mirada’
‘Te doy mi palabra’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído