Lo de Trump y Bolsonaro

La educación cumple en la relación entre las personas el mismo papel que el lubricante entre las piezas de un motor, al reducir la fricción y evitar un desgaste prematuro, en el caso de que este haya de producirse.

Pero de un tiempo a esta parte la educación ya no se considera útil y ni siquiera conveniente. Basta con caminar por las calles para comprobarlo. Abundan quienes van en patinete o bicicleta por las aceras e instan a sus legítimos usuarios, que son los viandantes, a que se aparten, porque van ellos. Pero es que la mayoría de los que caminan a pie tampoco se han dejado el egoísmo en la percha de su casa antes de salir, sino que van con él por bandera, como si la calle fuera suya, y no respetan la prioridad de paso de nadie. La cortesía ni la conocen. Quizá la usen con sus jefes o con la gente poderosa o famosa.

En este contexto, que desgraciadamente es mundial y no solo de España, no es extraño que tipos tan maleducados como Trump o Bolsonaro hayan alcanzado la presidencia de sus respectivos países.

¡Qué agradable resulta ver a alguien que sabe estar! ¡Y qué distinto es ver un patán! Y, sin embargo, aplauden a los patanes. Habrá que concluir en que la gente no sabe distinguir un burro de una castaña.

Pero repito que el asunto es general y que la mala educación se va imponiendo incluso entre personas que se suponía que la tenían esmerada. Se permiten incluso el placer del desprecio, ignorantes de que eso es una grosería indigna de alguien que se precie.

Quien se respeta a sí mismo, necesariamente respeta a los demás. Eso no lo saben nuestros paletos domésticos, Sánchez e Iglesias, que suplantan al Rey en sus funciones, o acuden a la recepción oficial vestidos de cualquier modo.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Tránsito en la mirada’
‘Te doy mi palabra’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído