Ayuso, en la diana

Aunque hay unas cuantas regiones cuya situación en el caso del virus chino es peor que la de Madrid, éstas tienen la ventaja de que no están gobernadas por el PP por lo que los podemitas de esos lugares contienen sus afanes destructivos y se dedican a cualquier otra cosa, con tal de que no sea trabajar.

En la Comunidad se dan algunas circunstancias que dificultan mucho el control de la pandemia y la pericia o impericia del gobierno madrileño resulta irrelevante para esos mangantes que viven como ricos de manipular a los pobres.

Aunque la gestión de Ayuso fuera irreprochable y mereciera los elogios de los mejores expertos del mundo, esos granujas que nunca han tenido vergüenza, porque ni siquiera saben lo que es, la atacarían de forma denodada, porque hacer el gamberro es lo suyo y si encima hay un gobierno que sacraliza el gamberrismo todavía más.

Mención aparte merecen el infame presidente del gobierno que sufrimos y su larga, carísima e inepta lista de ministros, a cuál más lerdo, a cuál peor intencionado, en la que no falta tampoco el que se hace el bobo, como si anduviera por las nubes metido en un bólido interespacial. Ninguno de todos ha demostrado tener interés en los muertos a causa del virus chino, ni tampoco en los que han quedado con secuelas para lo que les quede de vida, como lo demuestra el hecho de que ni siquiera se esmeran en contarlos y que han puesto al impresentable Simón a tomar el pelo a la gente. Este presidente infame, con el visto bueno explícito o implícito de sus ministros, ha escenificado mediante el envío de una carta, su apoyo a la presidenta del gobierno de Madrid. Si a este presidente infame le importaran los madrileños, o el resto de los españoles, no habría hecho falta que le mandara ninguna carta, habría estado trabajando con Ayuso, y con el resto de los presidentes autonómicos, codo con codo. Pero es que, además, aparte de simular una ayuda que no da, ha puesto a Lastre a morder.

Éste, como su vicepresidente segundo, cabalga contradicciones. Son iguales los dos.

‘2016. Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’
‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Tránsito en la mirada’
‘Te doy mi palabra’

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído