Hay que ponérselo difícil al virus chino

Tenemos la obligación moral de intentar evitar ser contagiados por el virus chino, para que si se da el caso poder afirmar que ha sido a causa de la mala suerte.

Hay que pensar en que los hospitales están colapsados y no se pueden atender otras enfermedades o dolencias. Y esos aplazamientos de intervenciones quirúrgicas que no se consideran urgentes pueden tener consecuencias graves para quienes los soportan.

Puesto que según vengo observando las grandes concentraciones de gente en la calle -durante los primeros catorce días de marzo del año pasado las hubo en Valencia para asistir a la mascletá- no producen contagios, habrá que convenir en que estos se dan en las reuniones privadas en lugares cerrados.

A falta de mejor opinión, las siguientes normas podrían servir:

a) Es conveniente que el lugar esté ventilado.

b) Cada persona sólo puede tocar lo suyo. Su vaso, su plato, sus cubiertos.

c) Para coger cosas del centro de la mesa, la botella de vino, el jarro de agua…, hay que usar guantes desechables.

d) Se ha de hablar en el tono de voz más bajo posible. Lógicamente, no están indicados los cánticos.

Si cada cual se comportara de forma responsable, seguramente los gobernantes tendrían menos excusas para imponer normas dictatoriales que ellos son los primeros en incumplir.

El virus surgió en China y el comportamiento del gobierno de este país ha sido el propio de los comunistas. Que los gobiernos de los países democráticos no hayan actuado con la eficiencia con que deberían haberlo hecho no cambia las cosas, en todo caso le da ventajas al régimen chino. Que la actuación del gobierno español haya sido y lo siga siendo una de las peores, entra dentro de la lógica, puesto que está infestado de ministros comunistas, cuyos actos denotan torpeza y maldad.

‘2016. Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’
‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Tránsito en la mirada’
‘Te doy mi palabra’

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído