No quiero que Iglesias vaya a la cárcel

No le deseo ningún mal, a Iglesias ni a nadie, al contrario que él a mí, aunque no a mí particularmente, puesto que no me conoce, sino a todos, a tenor de las ‘lindezas’ que salen de su boquita de piñón. Da la impresión de que si él pudiera provocar una explosión nuclear y exterminar a todos excepto él, lo haría.

Mi deseo sería que se retirara a vivir en su mansión de Galapagar, con sus amantes, en el caso de que sean muchas, o con una, si es el caso, con su servidumbre, y sin los guardias que vigilan su propiedad. Pero, sobre todo, desearía que su vida transcurriera fuera de la política, porque todo lo que hace redunda en perjuicio de los españoles, especialmente los que están en situación vulnerable, y que su influencia terminara en los muros que delimitan su propiedad.

Ahora bien, si en algún momento la justicia determina que debe ir a la cárcel, lógicamente he de desear que se cumpla la sentencia, porque la ley, en democracia, ha de ser igual para todos. ¿Si ha ido a la cárcel Urdangarín, por qué no tiene que ir él? En una democracia no deben haber privilegios, éstos son propios de dictaduras como la que rige en Venezuela, en donde Maduro puede hacer lo que le dé la gana, e Iglesias quisiera para él esa potestad.

Es comunista y además de la corriente más sanguinaria de esta ideología tan nefasta. Ojalá que su presencia en el gobierno, y la de otros comunistas que siguen en él y que continuarán procurando la miseria a los españoles, sirva como vacuna para que nunca más vuelva a ocurrir en nuestro país.

Pensar que este Iglesias, al que pusieron por nombre Pablo, pueda convertirse en un ciudadano útil y trabajador en el futuro, es ingenuo, aunque tampoco cabe descartarlo. Por ello, desear que pase el resto de sus días viendo series en su mansión, sin molestar a los que trabajan, no es mala idea.

‘2016. Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’
‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Tránsito en la mirada’
‘Te doy mi palabra’

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído