Baleares

Mucho se temen que la grabación de marras no va a ser ni mucho menos el epílogo de su azarosa trayectoria profesional, que acabó en los juzgados con la condena a dos agentes que fueron sus compañeros en la policía local y que, "movidos por su odio y desprecio a la condición homosexual de Sonia Vivas", hacían continuos comentarios despectivos hacia ella, como llamarla 'tijeritas'. (La cochinada al rey Felipe VI de un fachoso presidente podemita del Parlamento balear).

Y es que la mentada, que denunció la presunta corrupción en el Cuerpo y que antaño  fue jefa de la Unidad de Delitos de Odio de la Policía Local de Palma, acaba de presentar una candidatura conjunta como número dos a la alcaldía de Palma de Mallorca con Alberto Jarabo, en tanto se celebran las primarias de Podemos. (Jarabo puede acabar 'electrocutado' por meter los dedos en el enchufe de IB3).

Este último personaje fue secretario general de Podemos en Baleares y ahora milita en plan diputado, y le ha caído la del pulpo tras filtrarse durante estas últimas horas una comprometedora grabación realizada a su nueva socia de faena en el año 2016. (Las sucias trampas al fisco del 'Pablo Iglesias balear" tras alquilar de 'extranjis' su vivienda).

En la misma, que circula como la pólvora en grupos particulares de WhatsApp, mezclándose unas frases con las palabras que pronuncio este miércoles 3 de octubre de 2018 cuando anunció sus pretensiones políticas, la aspirante se queda a gusto:

"Qué hijos de puta los de Podemos, esta gente me indigna, es que no puedo con ellos. Qué asco de gente. A los podemitas estos no los puedo comprender ni quiero comprenderlos porque en el momento en que los comprendas te vuelves como ellos". "Pero qué quieres de esa gente, son escoria.

Tienen un odio y una rabia dentro... Es gente chunga, tía, es gente negativa. Lo he dicho desde el principio, que son unos putos basura, que yo no sé esa gente cómo está comiendo de lo público".

Lo más penoso, si cabe, es que durante estas últimas horas el tal Jarabo ha sacado la cara por ella sin importarle sus antiguas opiniones:

"Hay gente que puede tener temor de lo que ella conoce. Demuestra que se ataca a Sonia Vivas por dar el paso de ser una figura política. Ha pasado de luchar en solitario a hacerlo en equipo, y ha venido a sacar a la luz todas las corruptelas y comportamientos poco éticos que ha habido en las instituciones y se convierte en un símbolo más de Podemos en esa lucha"".

La antigua miembro del cuartel palmesano de San Fernando vas más lejos, si cabe:

"Hay Villarejos en la Policía. Que me ataquen desde las cloacas con tanta virulencia y en menos de 24 horas de mi paso al frente de Podemos denota el enorme pavor que me tienen".

Y quizá justifique sus declaraciones de entonces, relizadas ante la agente Laura Lucía Arenas Lindo, -del núcleo duro de los policías imputados-, con una afirmación que hizo el 11 de noviembre de 2016, cuando denunció la supuesta corrupción del PP en el Cuerpo y comenzó a colaborar como testigo protegido con el fiscal Subirán.

"Para conseguir información me hacía pasar por un perfil afín a la derecha y hablaba mal de Podemos, me compré una carcasa de móvil con la bandera de España y hasta decía ´viva Franco´, por ejemplo".

Para la hemeroteca queda, como su antiguo tuit que subió tras la propuesta de la vicepresidente del Gobierno y Ministra de Igualdad, Carmen Calvo, sobre reformar en Código Penal en cuanto a la referencia que hace al consentimiento de las relaciones sexuales.

"Señores, lo del tema del consentimiento expreso no es tan complicado, si te hace una cobra, te quita las manos de sus piernas, se echa para atrás y te dice basta, es un no. Quizás solo entendéis 'no' cuando os patean la entrepierna. Habrá que tomar nota".

José María Rodríguez es redactor en Periodista Digital. @JMRMontero