Religión Digital

El cardenal Brenes

Los obispos de Nicaragua, con la OEA

clipping

Báez: “La represión, igual que en los tiempos de la dictadura de Somoza”

"No tenemos ningún compromiso con ningún partido político sino que estamos muy cerca del nuestro pueblo"

Redacción, 03 de diciembre de 2016 a las 15:40
Ciertamente hay una inquietud que debe ser escuchada en una mesa de diálogo y nosotros como Iglesia siempre hemos hecho el llamado de que nos sentemos a dialogar, a que nos escuchemos
Luis Almagro, de la OEA, con los obispos/>

Luis Almagro, de la OEA, con los obispos

Monseñor Brenes, tras el encuentro/>

Monseñor Brenes, tras el encuentro

Un momento de la reunión/>

Un momento de la reunión

  • Luis Almagro, de la OEA, con los obispos
  • Monseñor Brenes, tras el encuentro
  • Un momento de la reunión

(Israel González Espinoza, corresponsal de RD en Nicaragua).- Una delegación de cuatro Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua se reunieron con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro Lemes, quién se encuentra en una visita de dos días al país centroamericano en el marco del diálogo político iniciado en noviembre pasado por el gobierno del presidente Daniel Ortega con el organismo hemisférico, con sede en Washington (EE.UU).

Durante dos días, Almagro ha podido reunirse con la cúpula empresarial, los movimientos populares, la sociedad civil, los líderes campesinos reprimidos por el gobierno, los partidos políticos, con el gobierno y con la Iglesia.

El arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes; el obispo auxiliar de Managua, Monseñor Silvio José Báez Ortega, OCD; monseñor Sócrates Sándigo Jirón (Diócesis de Chontales y Río San Juan) y monseñor Pablo Smith Simón (obispo del vicariato Apostólico de Bluefields) acudieron a la cita formulada el día miércoles de la presente semana por parte de la oficina de la OEA en Managua para plasmar sus planteamientos sobre la realidad social y política que vive el país.

Mientras tanto, en el lobby del hotel donde se llevó a cabo la reunión entre Almagro y los Obispos; una batería de más de cincuenta periodistas entre prensa nacional y extranjera (entre los que estaba la corresponsalía de Religión Digital en Nicaragua) acreditada en el país esperaban la salida de la jerarquía católica del encuentro.

Tras el final de la reunión, el cardenal Leopoldo Brenes habló con los periodistas en su calidad de presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN). Externó que todo diálogo siempre es positivo. También aseguró que le entregaron el documento En búsqueda de nuevos horizontes para una Nicaragua mejor, que el Episcopado le entregó a Daniel Ortega durante el único encuentro de alto nivel que ha tenido la jerarquía católica con el mandatario en casi diez años, sucedido en 21 de mayo de 2014.

 

 

"En primer lugar, le hemos manifestado al señor Luis Almagro que la presencia de cuatro obispos es la presencia de toda la CEN. Le externamos que la invitación nos llegó prácticamente el miércoles por la tarde, a esa hora comenzamos a hablar con los otros obispos sobre quiénes podían (asistir al encuentro). Nosotros los cuatro hicimos todo lo posible haciendo a un lado algunos compromisos que teníamos pero a los otros hermanos obispos se les hizo un poco difícil", expresó Brenes Solórzano.

El también arzobispo de Managua manifestó en el tono conciliador que lo caracteriza que el eje central del diálogo con el secretario de la OEA fue el documento episcopal de mayo de 2014, que es una radiografía de la sociedad nicaragüense en su conjunto hasta ése momento. Según Brenes, algunas "cosas del documento han aumentado" y fueron expuestas a Luis Almagro. También fue enfático en señalar que los Obispos no llegaban a la reunión como partidarios de una postura política o partidaria, sino como "pastores cercanos al pueblo" que escuchan lo que unos y otros sectores de la vida nacional les hacen llegar.

"Creo que fue un diálogo muy positivo. Ellos escucharon. Nosotros en primer lugar quisimos hacerle ver que veníamos no representando a x o y tendencia partidaria, política o ideológica, sino que veníamos como pastores. Que nosotros no tenemos ningún compromiso con ningún partido político sino que estamos muy cerca del nuestro pueblo. Lo escuchamos indistintamente a uno y otro y luego quisimos expresarle lo que ya con el señor presidente (Daniel Ortega) habíamos dialogado en 2014 en el cual algunas cosas siguen vigentes y otras cosas se han aumentado", narró el arzobispo de Managua, quién tras brindar declaraciones, se excusó para no seguir respondiendo las preguntas de los periodistas.

MONSEÑOR BÁEZ: LA REPRESIÓN, IGUAL A LA QUE SE VIVÍA BAJO LA DICTADURA DE SOMOZA

Quién sí fue claro al momento de contestar las preguntas de los periodistas fue el carmelita Silvio José Báez Ortega, obispo auxiliar de Managua, quién aseguró a los periodistas y posteriormente en sus redes sociales que los Obispos habían dialogado con Luis Almagro sobre el tema del fortalecimiento institucional, la efectiva democratización del país a través de un nuevo proceso electoral con observación electoral nacional e internacional, el cese de la manipulación de los sentimientos religiosos de los creyentes, el pluralismo político, el cese de toda forma de censura, represión y chantajes por parte del Gobierno de Ortega, Ejército y Policía y la defensa de los Derechos Humanos.

"Le manifestamos nuestra preocupación por la agresión violenta a los campesinos esta semana como uno de los signos de descomposición social y política en el país. Realmente le mostramos nuestra condena a estos actos de agresión, que no veíamos desde tiempos de la dictadura de Somoza y que nos preocupa gravemente. Él (Luis Almagro, secretario general OEA) la conocía (represión estatal a la marcha campesina de esta semana) pero nosotros pudimos también acentuar y remarcar eso", manifestó Monseñor Silvio José Báez.

Del mismo modo, Báez insistió al igual que el cardenal Leopoldo Brenes Solórzano que el documento En búsqueda de nuevos horizontes para una Nicaragua mejor fue la base que utilizaron los Obispos para exponerle a Luis Almagro la situación actual de Nicaragua.

"El documento que presentamos al presidente de la República el 21 de mayo de 2014 fue el documento orientador de nuestra posición ante el secretario de la OEA. ¿Qué mostramos con éste documento? En primer lugar el progresivo deterioro de la institucionalidad del país, la falta de separación de poderes en Nicaragua, la concentración de poderes en una pareja, una familia y sus allegados.

Según Monseñor Báez, la solución a largo plazo de los problemas políticos de Nicaragua está en una educación política a nivel del pueblo para que desaparezcan las figuras caudillistas o de "hombre fuerte" que han primado en los doscientos años de vida republicana que tiene el país centroamericano.

"Vimos como solución a largo plazo, una educación política que cambie la mentalidad. No tanto de los líderes sino del pueblo entero. Recordamos que en ése documento decimos que en Nicaragua lamentablemente somos herederos de una cultura caudillista y al mismo tiempo, fraudulenta, que marca la política del país. A corto plazo, le hemos manifestado también que creemos la única solución para poder asegurar en Nicaragua instituciones sólidas y gobiernos legítimos es lo que dijimos hace dos años: La realización de elecciones honestas, transparentes y observables", expresó el obispo auxiliar de Managua.

 

 

Monseñor Báez trató de ser interrumpido varias veces por un periodista de la cadena televisiva Multinoticias, de línea oficialista. El comunicador trató infructuosamente de desviar la alocución del obispo para que mencionara lo que el gobierno de Ortega vende como su mayor logro: El crecimiento macroeconómico del 4,5% del Producto Interno Bruto (PIB) y el modelo corporativista de alianza con el gran capital y los sindicatos.

"Nos centramos sobre todo en el aspecto institucional. Le entregamos íntegro una copia del documento del 21 de mayo del 2014. (No abordamos temas económicos) porque a la OEA lo que más le interesa es hacer cumplir la carta fundamental interamericana. Y entonces la institucionalidad ocupaba un lugar importante", respondió el obispo Báez al periodista oficialista.

Sin embargo, ante la insistencia del periodista oficialista de preguntarle al obispo Báez sobre el tema económico, Monseñor Báez decidió contestar la pregunta formulada por Religión Digital sobre el uso y manipulación de los signos y emblemas religiosos por parte del gobierno de Ortega, que oficialmente se proclama como "cristiano, socialista y solidario".

"Uno de los aspectos que también tocamos, porque como pastores nos preocupa, es la manipulación del pueblo. De una parte, o de otra. De organismos que quieren usar a los pobres, a los campesinos, al pueblo en general como punta de lanza, y al mismo tiempo, la manipulación del gobierno de los símbolos religiosos tocando lo más sagrado que tiene nuestro pueblo y usando la religión como medio de dominación ideológica", concluyó Monseñor Báez Ortega su comparecencia ante la prensa nacional y extranjera.

OBISPO SÁNDIGO JIRÓN: "ESTÁN MANIPULANDO AL CAMPESINADO"

Otro que también conversó por separado con la prensa nacional y extranjera al salir del encuentro con el secretario de la OEA fue el obispo de Chontales y Río San Juan, Sócrates René Sándigo Jirón, quién rodeado en su mayoría por medios oficialistas realizó fuertes declaraciones contra el movimiento campesino, denunciando que, según él, están siendo manipulados por personeros del Movimiento Renovador Sandinista (MRS, partido socialdemócrata opositor al gobierno de Ortega) y oenegés que reciben financiamiento extranjero con base en la ciudad de Managua, la capital.

"El MRS siempre ha estado presente allí, manipulando a nuestros campesinos y organizaciones no gubernamentales que cogen a nuestros campesinos por aquellas demandas tal vez justas o justas y los lanzan como punta de lanza para ser maltratados y encarcelados" manifestó en tono airado el obispo Sándigo, quién pidió que deje de manipular a los campesinos.

El prelado de Chontales insistió que debe ser en una mesa de diálogo y no en movilizaciones que se deben resolver las inquietudes del campesinado en torno al proyecto del canal interoceánico. Cabe señalar que al momento de estas declaraciones, monseñor Sándigo prácticamente estaba rodeado de periodistas pro gobierno, siendo Religión Digital en único medio de comunicación independiente que se encontraba en el lugar.

"Es una irresponsabilidad estar lanzando a nuestros campesinos. Ciertamente hay una inquietud que debe ser escuchada en una mesa de diálogo y nosotros como Iglesia siempre hemos hecho el llamado de que nos sentemos a dialogar, a que nos escuchemos", siguió expresando el obispo Sándigo, en tono claramente ofuscado, quién le aseguró a los periodistas que "Nuestros campesinos ponen el pan en la mesa. El pan que ustedes se comieron hoy. La carne que ustedes se van a comer hoy es la carne que nuestros campesinos producen y tenemos que respetarlos y no podemos mandarlos a que vayan de punta de lanza. El campesino tiene un corazón sincero. Tiene una mente pura y nosotros de la tenemos que respetar y no podemos hacer de ello una manipulación".

Sobre la represión al campesinado por parte del Gobierno de Ortega, Ejército y Policía, el obispo Sándigo manifestó que es un "error" que si se sigue cometiendo podrá tener graves consecuencias para la paz social del país.

"El quererlos sacar de su tierra (a los campesinos) es una cuestión que tenemos que precisamente, dialogar, sentarnos a la mesa, porque se escuchan muchos ecos. Muchas de estas cosas son simplemente habladurías. Son cuestiones mediáticas, y el campesino es tan puro de mente que todo lo que escucha lo cree. No cuela. (...). Lo que hemos visto en éstos días no justifica para nada la actuación de la Policía que también nace del pueblo de Dios. Para mí, es uno de los tantos desaciertos que como país hemos venido cometiendo en los últimos tiempos. Y tenemos que corregir esos desaciertos. Sino estamos atentos, sino escuchamos, sino corregimos, entonces esos desaciertos nos pueden llevar por malos caminos", explicó enfático el obispo René Sándigo Jirón.

A la pregunta de Religión Digital sobre sí las denuncias de supuesta manipulación del movimiento campesino eran compartidas por otros obispos de Nicaragua, monseñor René Sándigo se limitó a decir "Es el sentir de muchos de nosotros. Yo creo que tenemos que apelar a que respeten a nuestros campesinos".

La declaraciones del obispo Sándigo no cayeron bien en el movimiento campesino organizado en el Consejo Nacional en Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía (CNTLS), que aglutina las demandas de derogación de la ley 840, que expropiaría tierras de a lo largo del proyecto del Canal interoceánico. Tampoco sentó bien en las redes sociales donde muchos criticaron la permisividad mostrada por el arzobispo Brenes y el obispo René Sándigo Jirón ante los desmanes del gobierno de Ortega, que en enero de 2017 habrá cumplido una década en el poder.

 

 

La reacción más fuerte a Sándigo, vino desde el seno de la Iglesia. En sus redes sociales, Monseñor Silvio José Báez en una serie de mensajes expresó todo su apoyo al movimiento campesino organizado, fuertemente reprimido dos días antes de la visita del secretario general de la OEA por el gobierno, mientras intentaban llegar a Managua para hacer escuchar sus quejas.

"Mi solidaridad con el movimiento campesino en defensa de la tierra, el lago y la soberanía. ¡El movimiento social más auténtico del país!", escribió Monseñor Báez en su cuenta de Twitter: @israeldej94

En otro tuit, el obispo Silvio José Báez compartió una fotografía con Papa Francisco, tomada durante una reciente visita del primero al Vaticano con la siguiente frase: "Siempre decí la verdad. Dios está con quienes dicen la verdad» (Me lo recomendó el Papa Francisco almorzando con él en Roma el 16/9/16)".



facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000