• Director: José Manuel Vidal
América
Se comprometen a trabajar para "que desaparezcan los abusos perpetrados" por la Iglesia Vatican News
Los abusos de poder, de conciencia y los de carácter sexual, por parte de algunos pastores de nuestra Iglesia en contra de los menores de edad, nos duelen y avergüenzan

(J. B.).- Los obispos ecuatorianos han suscrito un comunicado en el que defienden al Papa "ante las intrigantes acusaciones en contra de Su Santidad" a partir del escándalo Viganò.

En una carta enviada a Francisco, el Episcopado ecuatoriano muestra su "dolor y vergüenza" por los abusos "de poder, de conciencia y de carácter sexual" por parte de algunos pastores, al tiempo que reclaman que estos crímenes "no pueden ni deben quedar en la impunidad, sino ser juzgados con todo el rigor tanto de la ley canónica como de la civil".

"Queremos ratificar nuestro firme compromiso de encomendarle, en nuestras oraciones, al Señor de la historia y de trabajar para que desaparezcan los abusos de toda índole perpetrados particularmente por miembros de nuestra Iglesia", sostienen los obispos.

En la nota, animan a rezar para "reconocer nuestras debilidades y carencias", y se suman a la petición de "solidaridad y perdón a las víctimas y sus familiares" que tantas veces ha llevado a cabo Bergoglio.

Al tiempo, los obispos se unen "a su inquebrantable decisión de cero tolerancia frente a estos escandalosos delitos", y reclaman tomar "todas las medidas posibles" para que los abusos de menores de edad no tengan cabida en la Iglesia, en las familias en otras instituciones.

"En estos cinco años de Pontificado de su Santidad no ha faltado la cruz de la adversidad y del sufrimiento, como ahora lo vive, ni tampoco los momentos de satisfacción e inmenso gozo, los cuales nos llenan de fortaleza y esperanza para seguir anunciado la Buena Noticia de Cristo, en fidelidad y comunión con su Magisterio", concluye la carta.

 

 

Ésta es la carta: