• Director: José Manuel Vidal
América
CardMaradiaga
Es obvio para mí que el objetivo de todas esas expresiones cargadas de veneno y calumnias es afectar al Santo Padre

(RD).- Por ser amigo y estrecho colaborador del Papa, el arzobispo de Tegucigalpa, Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, está acostumbrado a recibir todo tipo de 'bofetadas'. la última es la que, en el dossier Viganó, le convierte en protector del abusador cardenal MacCarrick.

El purpurado hondureño cree que el Viganó que él conoció "no es la misma persona" que la que firma su panfleto, que no sabe quién está detrás de él y que "el lobby gay vaticano es algo que existe mucho más en la tinta de los periódicos que en la realidad".

 

El dossier Viganó acusa al Papa de encubrir las relaciones homosexuales del cardenal McCarrick con seminaristas y llega a pedir la renuncia de Francisco. ¿Qué le parece?

Hacer de algo de orden privado un titular bomba que estalla en el mundo y cuyas esquirlas hacen daño a la fe de muchas personas no me parece correcto. Pienso que un asunto de naturaleza administrativa tendría que ser ventilado con criterios más serenos y objetivos, no con una carga negativa de expresiones muy amargas. Creo que el Mons. Viganó que yo conocí no es la misma persona que escribe y dice tales cosas.

Si es verdad que Viganó informó al Papa, ¿por qué cree que Francisco no actuó?

En realidad, no sé hasta donde haya actuado o no el Santo Padre. Es un asunto que escapa a mi conocimiento y jurisdicción. Creo que el Papa es un hombre de Dios que actúa siempre con fe y sabiduría.

¿El dossier Viganó obedece a un complot organizado por la extrema derecha americana, que no acepta el magisterio de Francisco?

Desde el primer momento se percibió que había una reacción contra el Papa Francisco, queriendo hacer mella en su magisterio. Las tensiones son inevitables dada la heterogeneidad de las personas, pero buscar la verdad y amar la unidad de la Iglesia es un deber de todos, sobre todo cuando se actúa con fe. La aceptación o no de la persona del Papa no puede ser bajo una óptica mundana de simpatía o antipatía, sino de fe. Si falta la fe, falta lo fundamental.

Carlo Maria Viganó

¿Quién está detrás de Viganó?

No sé qué, quién o quienes puedan estar detrás de Mons. Viganó, pero debería ser -como en todo servidor de Cristo y de la Iglesia- la caridad del Evangelio, el amor a la verdad y el Espíritu Santo.

En el dossier se le cita también a usted como protector de McCarrick

Es algo que me sorprende grandemente, considero que es un planteamiento gratuito. Mi mejor respuesta son los hechos, por eso no me preocupa defenderme de lo que dijo Mons. Carlo María Viganó.

¿Hay un lobby gay en el Vaticano?

Me da la impresión de que el concepto de lobby gay en el Vaticano es desmesurado. Es algo que existe mucho más en la tinta de los periódicos que en la realidad. Es obvio para mí que el objetivo de todas esas expresiones cargadas de veneno y calumnias es afectar al Santo Padre. Pero si no hay fe, los actores de este circo mediático no renunciarán a sus infundios.

¿Puede ser sacerdote una persona homosexual, que haya alcanzado una clara madurez psicológica y sexual?

Todas las Conferencias Episcopales en todos los Países del mundo tenemos claro los principios absolutos y apodícticos de la Iglesia, por ejemplo los establecidos en la Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis.

¿El cardenal McCarrick apoyó la elección de Francisco y, por eso, el Papa se sentiría un poco deudor del cardenal norteamericano?

Todavía quisiera comprender el sentido último de esa afirmación expresada en el Dossier de Mons. Viganó. Me parece insostenible. Él no estuvo en el Cónclave. Yo, sinceramente no lo creo.

Viganó y McCarrick