Religión
El cardenal Norberto Rivera, Primado Emérito de México Agencias
Durante los trágicos hechos, el cardenal Carlos Aguiar Retes se encontraba participando en el Sínodo de Obispos, y no había podido expresarle personalmente su cercanía

(C.D./Agencias).- El tiroteo que se produjo hace un par de semanas en la residencia del cardenal Norberto Rivera fue un intento de robo y no de secuestro o ejecución del Primado Emérito de México. Esta es la tesis que actualmente maneja la Fiscalía mexicana de acuerdo con declaraciones del procurador capitalino, Edmundo Garrido.

Pavel Sánchez, el hombre que resultó herido durante el ataque a la casa de Norberto Rivera, declaró que sí sabían que la vivienda era del cardenal, pero sólo querían robar, informó el representante del Ministerio Público.

"Ayer nos comunicó la Fiscalía (del Estado de México) que ya rindió su declaración; en entrevista comentó el titular de fiscalía, que refiere, que era un robo, que sí sabían que era casa de cardenal", comentó el funcionario.

En conferencia de prensa, Garrido dijo que así lo declaró ante el Ministerio Público del Estado de México Sánchez, uno de los agresores. Descartó que los atacantes hubieran intentado secuestrar o ejecutar al Arzobispo Primado de México.

Acompañado por el secretario de Seguridad Pública, Raymundo Collins, el procurador dijo que el presunto delincuente rindió su testimonio en el hospital Lomas Verdes, en el Estado de México, donde continúa internado.

Los datos que aportó forman parte de una carpeta de investigación en la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, cuyas autoridades enviaron un desglose a la procuraduría capitalina.

El acusado comentó al MP que la balacera inició porque uno de los dos escoltas que estaban en el interior de la casa comenzó a dispararles para evitar que ingresaran.

Pavel Sánchez fue herido por el agente José Javier Hernández Nava, adscrito a la Policía Bancaria e Industrial (PBI), quien repelió el ataque y falleció minutos después en camino al hospital.

Según la indagatoria de la procuraduría capitalina, dos de los policías asignados a la seguridad del cardenal se retiraron supuestamente para ir a comer, momento que aprovecharon los delincuentes para entrar a la casa.

Afuera, dos camionetas los esperaban para escapar, aunque Pavel Sánchez fue localizado en un hospital de Lomas Verdes, donde permanece en calidad de detenido, mientras que autoridades capitalinas y mexiquenses buscan a sus cómplices, dos de los cuales han sido identificados.

El cardenal Aguiar (i), con el cardenal Rivera

 

El cardenal Aguiar visitó al primado emérito de México para manifestarle su cercanía

Por otro lado, la tarde de este miércoles, el actual arzobispo de México, cardenal Carlos Aguiar Retes, visitó en su casa al emérito Rivera para manifestarle su cercanía y compartirle el saludo y muestras de solidaridad que, a través de su persona, le hicieron llegar el Papa y distintos cardenales desde Roma.

Lo anterior, después de los acontecimientos violentos registrados el pasado domingo 21 de octubre en la casa del purpurado emérito, en la que perdió la vida el policía bancario José Javier Hernández Nava, quien se desempeñaba como escolta de Rivera.

Durante los trágicos hechos, el cardenal Carlos Aguiar Retes se encontraba participando en el Sínodo de Obispos sobre los jóvenes, que tuvo lugar del 3 al 28 de octubre pasado, por lo que estaba fuera del país, y no había podido expresarle personalmente su cercanía.