• Director: José Manuel Vidal
América
El obispo Báez (i) y el cardenal Brenes (d) rezan en la capilla de la catedral de Managua @silviojosebaez
Como miembros de la Iglesia Católica, reiteramos nuestra solidaridad con la Conferencia Episcopal de Nicaragua y con todas las personas que, como el obispo Báez, están siendo amenazadas, asediadas y encarceladas injustamente

(Israel González Espinoza, corresponsal RD en Nicaragua).- La Provincia Centroamericana de la Compañía de Jesús en Centroamérica emitió este martes 6 de noviembre un contundente y claro respaldo al obispo auxiliar de Managua, Monseñor Silvio José Báez; quién actualmente sufre una virulenta campaña mediática orquestada que pretende minar su credibilidad, y que es organizada por la dictadura de Daniel Ortega.

"La Provincia de la Compañía de Jesús en Centroamérica quiere expresar su total solidaridad con el obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, a quién respetamos y admiramos por su probado compromiso con el pueblo de Nicaragua", señala el comunicado, publicado en diarios de circulación nacional.

Los sacerdotes jesuitas, como popularmente se conoce a los religiosos pertenecientes a esta orden religiosa católica creada en el siglo XV por San Ignacio de Loyola, tildaron como una técnica de "espionaje" los audios manipuladores emitidos en medios propagandísticos de la pareja presidencial contra el obispo auxiliar de la capital nicaragüense.

"Conocedores desde hace meses de la campaña del gobierno en su contra, arreciada recientemente a partir de una grabación manipulada de sus palabras, nos parece pertinente recordar que expresar opiniones es un derecho ciudadano; en tanto que espiar conversaciones privadas es un delito. Mucho más si el objetivo de ese espionaje es hacer daño", puntualizan los sacerdotes jesuitas.

 

 


 

 

La Compañía de Jesús, además, reiteró su solidaridad con toda la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) ante la campaña de desprestigio contra la institución lanzada por la pareja presidencial; que se ha arreciado en las últimas dos semanas.

Así mismo, los jesuitas reiteraron que están dispuestos a contribuir como orden religiosa para que Nicaragua pronto pueda encontrar causes civilizados que conduzcan al país a la democratización, la paz y el pleno goce de todos los derechos humanos de los nicaragüenses.

"Como miembros de la Iglesia Católica, reiteramos nuestra solidaridad con la Conferencia Episcopal de Nicaragua y con todas las personas que, como el obispo Báez, están siendo amenazadas, asediadas y encarceladas injustamente", culmina el comunicado.

La Compañía de Jesús en Nicaragua está presente, mayoritariamente en la enseñanza. La orden religiosa es propietaria de la Universidad Centroamericana (UCA), de los Colegios Centroamérica y Loyola, y de las escuelas de educación popular "Fe y Alegría". En Managua, regentan la parroquia Santo Domingo en los escombros de la capital.