• Director: José Manuel Vidal
América
Elis Leonidovna Gonn, de 24 años y nacionalidad rusa
Sor Arelys Guzmán, religiosa de Cristo Rey que presta servicio en Catedral Metropolitana, detalló que al preguntarle a Elis Leonidovna Gonnn las intenciones de su ataque; le dijo que si ella no mataba al sacerdote, "el diablo" la iba a matar a ella

(Israel González Espinoza, corresponsal RD en Nicaragua).- La Policía nicaragüense señaló a Elis Leonidovna Gonn, de 24 años y nacionalidad rusa; como la presunta autora material del ataque perpetrado contra el sacerdote católico Mario Guevara, ocurrido esta tarde en la Catedral Metropolitana de Managua, cuando el religioso realizaba el sacramento de la confesión a feligreses.

"La Policía Nacional hace del conocimiento del Pueblo de Nicaragua, que hoy miércoles cinco de diciembre aproximadamente a las tres de la tarde, dentro de las instalaciones de la Catedral Metropolitana de Managua, una mujer de 24 años de edad, identificada como Elis Leonidovna Gonn, pasaporte Ruso número 6646016, roció con líquido desconocido, la humanidad del Presbítero Mario Guevara, Vicario de la Catedral, mientras él estaba confesando a feligreses, ocasionándole quemaduras en su cara y cuerpo, afectando a 5 personas más", señaló la autoridad policial en un comunicado.

Según la Policía, Gonn ingresó a la Catedral Metropolitana con la intención de participar en rituales de exorcismo y oración que se llevarían a cabo en el recinto religioso el día de hoy. Así mismo, confirmó que la presunta agresora está detenida en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial de Managua, mejor conocida como El Chipote.

"Equipo Técnico de la Policía Nacional realiza las investigaciones pertinentes para el esclarecimiento de los hechos. Presbítero Mario Guevara fue trasladado al Hospital Metropolitano, donde se encuentra hospitalizado en condición estable", puntualizó la Policía.

Justificó su actuación

Sor Arelys Guzmán, religiosa de Cristo Rey que presta servicio en Catedral Metropolitana, detalló que al preguntarle a Elis Leonidovna Gonnn las intenciones de su ataque; le dijo que si ella no mataba al sacerdote, "el diablo" la iba a matar a ella.

 


 

Los ornamentos litúrgicos del religioso fueron prácticamente dañados por el ácido que Gonn derramó contra el padre Guevara. La hermana Noelí López indicó que la mujer roció al sacerdote desde la cabeza, causándole daños a su piel y ojos.

"El padre después que terminó de confesarla, la muchacha le derramó el ácido sulfúrico. Fue en parte de la cara del padre, el ojo lo llevaba rojo. La piel iba bien maltratada (...) la ropa se desbarató, ahora imagínense la piel cómo la tiene", manifestó la religiosa, señalando que los hechos ocurrieron a las 3 y 15 minutos de la tarde.

Según sor Noelí López, la mujer quiso darse a la fuga tras atacar con ácido al sacerdote pero los mismos feligreses de Catedral la capturaron. "Ella decía, llamen a la Policía que nada me va a hacer. (...) Llamamos al padre Rodolfo López, que es el exorcista aquí de Catedral y él se la llevó para hacerle oraciones para ver en qué estado andaba", manifestó la religiosa.

Por su parte, el obispo auxiliar de Managua, Monseñor Silvio José Báez, lamentó el ataque contra el padre Mario Guevara y manifestó su cercanía y oración con el afectado, a la vez que pidió a la feligresía católica intensificar su oración por los obispos y sacerdotes de Nicaragua.

"Acabo de hablar con el P. Mario Guevara, quien fue agredido con ácido sulfúrico hoy mientras confesaba. Sufrió quemaduras en la nuca, una mejilla, brazos y un ojo. Está estable y tranquilo. Las quemaduras no son gravísimas gracias a Dios y se someterá a tratamiento en casa", escribió Báez desde su cuenta de Twitter.

Este periodista llamó por teléfono al padre Luis Herrera, rector de la Catedral de Managua, quién declinó a emitir opinión sobre si este hecho es algo aislado o forma parte de la campaña virulenta que ha desatado el régimen orteguista contra la Iglesia; asegurando que la Arquidiócesis de Managua emitirá un comunicado oficial sobre lo ocurrido.

 


 

"Por favor, no especulemos y esperemos el comunicado que sacará la Arquidiócesis. Yo no tengo nada que valorar (sobre el ataque). Se llamó a la Policía y ellos harán las investigaciones", dijo el padre Herrera.

La Arquidiócesis de Managua, en su comunicado oficial, señaló que el padre Mario Guevara sufrió quemaduras graves pero que su condición es estable y llamó a los fieles a orar más intensamente por los sacerdotes y obispos de Nicaragua en el novenario de la Inmaculada Concepción, patrona de Nicaragua.

Ataques virulentos contra la Iglesia

Pese a que el padre Herrera evitó referirse sobre el ataque; lo cierto es que éste se circunscribe dentro de una semana de virulentos ataques verbales realizados por Daniel Ortega contra los obispos de la Iglesia Católica, a quienes acusó de tener una "mentalidad criminal y terrorista".

Expertos en temas religiosos consultados por Artículo 66 coincidieron en su percepción que la tónica violenta del mandatario, quién ataca a obispos y sacerdotes mientras arenga a sus adeptos; no contribuye a la paz, y más bien, puede generar ataques contra la Iglesia y sus líderes, como el sucedido hoy en Catedral de Managua.

¿Coicidencia?

El ataque de Gonn contra el sacerdote Mario Guevara en Catedral se da en una semana dónde el presidente Daniel Ortega atacó de forma virulenta a los obispos de Nicaragua por su actuación durante la crisis socio-política que vive el país desde el 18 de abril, señalándolos de tener una "mentalidad terrorista y criminal".

Cabe señalar que en su mensaje pastoral de Adviento, los Obispos nicaragüenses expresaron que ante campañas de descrédito y desprestigio hacia personajes de la Iglesia, lo que debían hacer los cristianos era orar con más intensidad a Dios.