• Director: José Manuel Vidal
América
"La Iglesia está sufriendo, y lamento que nosotros hayamos contribuido", subraya su vicario en EEUU Agencias
McCloskey sufre Alzheimer avanzado y "ya no puede celebrar misa, ni siquiera en privado"

(Jesús Bastante/Agencias).- El vicario general del Opus dei en Estados Unidos, Thomas Bohlin, admitió esta semana que la Obra indemnizó en 2005 con casi un millón de dólares (977.000) a una mujer que había denunciado a un destacado clérigo de esta organización por "conducta sexual inapropiada".

"Todo el acoso y el abuso son abominables. Soy consciente de todo lo que la Iglesia está sufriendo, y lamento que nosotros, en el Opus Dei, hayamos contribuido  al sufrimiento", señaló Bohlin.

La información, adelantada por The Washington Post, fue confirmada por el Opus, y se remonta a 2002, cuando se recibió una queja por la conducta sexual del padre Joh McCloskey, un sacerdote muy conocido en Washington.

La mujer, que estaba recibiendo asesoramiento en el Centro de Información Católica de la Obra en la capital de EEUU, por sus problemas matrimoniales y una depresión. Entonces, según el relato de la víctima, McCloskey la buscó a tientas varias veces.
La mujer se sintió culpable y avergonzada, y llegó a confesarse con el propio clérigo, por "malinterpretar la interacción". McCloskey la escuchó y la absolvió.

 

 


 

 

"Me confesé pensando que hice algo para tentar a este hombre santo a cruzar las fronteras", señaló al Post. En 2005, el Opus llegó a un acuerdo con ella, y el sacerdote fue desapareciendo del ámbito público. Según afirma el Opus Dei, tras una investigación, el clérigo fue cesado en 2003.

"Sus actos fueron profundamente dolorosos para la mujer, y lamentamos mucho lo que ella sufrió", señaló el vicario Bohlin. Desde su destitución, la labor sacerdotal de McCloskey con mujeres quedó restringida.

"A lo largo de los años, tuvimos cuidado de asegurarnos de que no tendríamos ninguna oportunidad de participar en la acción", señala la Obra en un comunicado, donde añade que McCloskey sufre Alzheimer avanzado y "ya no puede celebrar misa, ni siquiera en privado".

El texto concluye apuntando que "muy recientemente, hemos sabido de otra mujer que ha sufrido los actos del Padre McCloskey", que actualmente se está investigando. Para ello, y para cualquier otro caso de abusos en EE.UU., la Obra ha facilitado un teléfono para las víctimas: 646-742-2741.

Antes de convertirse en sacerdote, McCloskey trabajó para Citibank y Merrill Lynch en Wall Street, según informes de los medios. Fue ordenado sacerdote del Opus Dei a principios de los años ochenta. Más tarde se convirtió en un exitoso autor y comentarista religioso en la televisión y la radio, incluida la EWTN.

 

El vicario del Opus Dei en EEUU.