Religión
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. EP

Un enorme despropósito (El cardenal Aguiar se posiciona ante AMLO: "Seremos colaboradores, pero no cómplices").

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, cuestionó en sus redes sociales la veracidad del Sermón de la Montaña y parafraseó las Bienaventuranzas.

En pleno Viernes Santo, López Obrador dijo que existen dudas sobre que las Bienaventuranzas, presentadas en el Sermón de la Montaña del Evangelio según San Mateo, hayan sido pronunciadas en verdad por Jesús.

"Dicen que no es de su autoría, que ni siquiera es sermón, que si acaso es la suma -inconexa y heterogénea- de sentencias orales expuestas a lo largo de la historia cívica y religiosa. Alegan que fue estructurado por sus seguidores para aleccionar y conseguir feligreses", escribió.

En torno a las Bienaventuranzas, en su cuenta de Twitter se lee: "Pero qué bello es parafrasearlo: bienaventurados los pobres, los humildes, los que lloran, los que padecen de persecución, los que tienen hambre y sed de justicia, y los de buen corazón".

La publicación del presidente de México causó polémica en las redes sociales, e incluso su predecesor, Felipe Calderón, le exigió que respete la ley mexicana -que defiende la laicidad del Estado- y citó el Evangelio de Mateo: "Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios".