• Director: José Manuel Vidal
Breves
La reina Sofía
Los otros cuatro beatos que serán canonizados son los sacerdotes italianos Francesco Spinelli y Vincenzo Romano; la religiosa alemana Maria Kahtarina Kasper y el laico italiano Nunzio Sulprizio

La reina Sofía asistirá el próximo domingo a la ceremonia de canonización del papa Pablo VI, del arzobispo salvadoreño Óscar Romero y de la monja española Nazaria Ignacia March, que tendrá lugar en la Plaza de San Pedro del Vaticano, han informado fuentes de la Casa Real.

Doña Sofía se unirá a las autoridades que asistan a la misa que oficiará el papa Francisco, en la que también se canonizará a otros cuatro beatos.

La ceremonia coincidirá con el Sínodo de los obispos que comenzó el pasado día 3 y que se prolongará hasta el 27 de este mes, que congrega en Roma a 267 prelados de todo el mundo para abordar temas relativos a la juventud.

Pablo VI, cuyo pontificado se prolongó desde 1963 a 1978, será el tercer papa que Francisco convierte en santo después de Juan XXIII y Juan Pablo II, y está considerado el papa del diálogo y la reconciliación entre las diferentes Iglesias.

Monseñor Óscar Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un escuadrón armado de la extrema derecha mientras oficiaba misa en el hospital Divina Providencia de San Salvador, en los días previos al estallido de la guerra civil salvadoreña (1980-1992).

Se caracterizó por denunciar en sus homilías los ataques de los cuerpos de seguridad contra la población civil y otras violaciones a los derechos humanos.

La española Nazaria Ignacia March, nacida en Madrid en 1889 y fallecida en Buenos Aires en 1943,, pasó la mayor parte de su vida en Bolivia, donde fundó la Congregación Misioneras Cruzadas de la Iglesia.

Beatificada en 1992 por Juan Pablo II, fundó el primer sindicato obrero de mujeres de Bolivia, en 1933, y se convirtió en una referencia para los obreros.

Los otros cuatro beatos que serán canonizados son los sacerdotes italianos Francesco Spinelli y Vincenzo Romano; la religiosa alemana Maria Kahtarina Kasper y el laico italiano Nunzio Sulprizio.

RD/Agencias