• Director: José Manuel Vidal
Breves
El Síndic de Greuges, Rafael Ribó
Ribó ha denunciado la actitud "poco transparente" de la Iglesia católica ante los casos de abuso sexual, y que se "minimice la gravedad de los hechos", y ha reclamado "tolerancia cero ante los abusos sexuales a menores"

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha anunciado este viernes su intención de crear un nuevo protocolo para garantizar que en los entornos religiosos donde se lleven a cabo actividades con niños se pueda prevenir y combatir cualquier intento de abuso o atentado a los derechos básicos de los menores.

A raíz de los casos de abusos sexuales aparecidos en los últimos días, Ribó ha anunciado en rueda de prensa que impulsará la creación de una comisión independiente e interdisciplinar en la que participarán expertos reconocidos en materia de abusos sexuales a niños.

Esta comisión colaborará con el Síndic para asesorarle en sus trabajos de investigación sobre los abusos sexuales a niños y adolescentes en instituciones católicas en Cataluña, con el objeto de poder tomar medidas preventivas, de responsabilidad y reparadoras.

En este sentido, el Síndic ha explicado que sus actuaciones se orientarán "muy especialmente" a la creación del protocolo y de programas de formación para garantizar que en los entornos religiosos donde se lleven a cabo actividades con niños "se pueda prevenir y combatir cualquier intento de abuso o atentado a los derechos básicos".

Para recabar la máxima información y poder actuar con eficacia, Ribó ha reclamado a las autoridades de la Iglesia católica la "máxima cooperación y transparencia".

En este sentido, el Síndic ha explicado que este jueves se reunió con el Abad de Montserrat, y que tiene previsto hacerlo próximamente con los arzobispos de Barcelona y Tarragona, para reclamar información sobre el número de niños que atienden en las actividades que organizan, cuáles son los casos de abusos que han atendido, las medidas que se aplican para hacer frente a ese tipo de abusos y la valoración de su efectividad.

 


Sobre la reunión con el Abad de Monsterrat, Ribó ha asegurado que éste ha mostrado "toda su predisposición a colaborar aportando el máximo de información".

Del mismo modo, Ribó ha denunciado la actitud "poco transparente" de la Iglesia católica ante los casos de abuso sexual, y que se "minimice la gravedad de los hechos", y ha reclamado "tolerancia cero ante los abusos sexuales a menores".

El Síndic también ha recordado que la lucha contra el abuso sexual infantil la deben liderar el Gobierno y los departamentos de Bienestar y Educación.

Sobre las responsabilidades de las personas que han cometido abusos y de los encubridores, el Síndic ha afirmado que "deben responder en diferentes órdenes".

Así, al margen de las que se puedan derivar en el ámbito canónico, los miembros de la Iglesia católica tienen las responsabilidades civiles y penales que les corresponda, ha afirmado Ribó.

Desde esta perspectiva, el Síndic ha explicado que "para garantizar el derecho de los niños remitirá al Ministerio Fiscal la información que pueda ser constitutiva de delito".

Asimismo, el Síndic ha reiterado la "necesidad" de llevar a cabo campañas de sensibilización sobre los abusos a menores dirigidas a la ciudadanía, a los profesionales de la administración y a las entidades civiles y religiosas que atienden a niños.

Del mismo modo, ha considerado "necesario" que se facilite a los niños información adecuada y accesible a su edad, y que se elaboren materiales específicos para que niños y adolescentes puedan identificar situaciones de abuso y oponerse a ellas o denunciarlas.

(RD/EFE)