• Director: José Manuel Vidal
Diócesis
Blázquez
Nuestra tradición la hemos recibido de nuestros padres y abuelos y la estamos compartiendo con las próximas generaciones

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez (1942), defendió este sábado en Villanueva del Campillo (Ávila), su localidad natal, el "alma" de las celebraciones religiosas, ante otras "tradiciones legítimas" que han surgido en torno a ellas.

Blázquez realizó esta reflexión durante la homilía que pronunció en la misa que presidió en la abarrotada iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, en honor al Santísimo Cristo del Velo, patrón de esta localidad de apenas cien habitantes.

Como suele ser tradición en los últimos años y como el propio Blázquez reconoció ante los vecinos y visitantes, cuando recibe el calendario de acontecimientos durante el año, "los días reservados en primer lugar" en su agenda, son los de la festividad del Santísimo Cristo del Velo, por el que siente una gran devoción.

Tras expresar su "alegría" por asistir nuevamente a estos actos festivos y religiosos, el también arzobispo de Valladolid señaló a los asistentes que llenaban el gran templo, que estas fiestas hablan de "una larga tradición" recibida de sus antepasados.

"La nuestra la hemos recibido de nuestros padres y abuelos y la estamos compartiendo con las próximas generaciones", señaló Ricardo Blázquez, antes de destacar el hecho de que en esta celebración que "caracteriza al pueblo y a la parroquia" se reúnen "diversas generaciones".

En ese punto, reconoció la existencia de "tradiciones legítimas que han ido surgiendo en la celebración de estas fiestas", al mismo tiempo que llamó la atención sobre el hecho de que el "alma y el corazón" de estas celebraciones es la tradición religiosa en torno al Santísimo Cristo del Velo.

Desde su punto de vista, la fiesta religiosa es "la que da sentido y anima al resto de manifestaciones folclóricas y bellas".

En este sentido, el presidente de la Conferencia Episcopal Española subrayó que "todos" son "deudores de tantas personas" que les han ayudado "antes y ahora".

Después de recordar que el viernes se produjo la "exaltación de la Santa Cruz" y que el sábado se celebró el día de Nuestra Señora de los Dolores, Blázquez volvió nuevamente su mirada hacia la imagen del patrón de Villanueva del Campillo.

Al hacerlo, invitó a los feligreses a hacerlo también "no como una curiosidad, ni como una visión artística", sino como una "oportunidad preciosa para revivir espiritualmente la tradición".

La misa contó con la presencia del presidente de la Diputación provincial, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, del alcalde del pueblo, Andrés Romero, de los quintos y de numerosos vecinos y visitantes que este fin de semana llenan esta localidad de apenas 100 habitantes, situada a unos 60 kilómetros al oeste de la capital.

(RD/EFE)