• Director: José Manuel Vidal
Diócesis
Orozco Mengíbar, Monseñor Demetrio Fernández y el Papa
El Obispo electo ha pedido al Papa la bendición para la diócesis de Guadix, para sus sacerdotes, consagrados y laicos, así como para todos los que pertenecen a esa Iglesia local

(Diócesis de Córdoba).- En la audiencia general del miércoles 7 de noviembre, en la Plaza de San Pedro en Roma, Francisco Jesús Orozco Mengíbar, obispo electo de Guadix, ha podido saludar al Santo Padre y agradecerle su nombramiento.

El Papa Francisco le ha felicitado y le ha pedido literalmente: "cuídame bien esa diócesis". Le ha pedido al Obispo electo que cuide mucho a los jóvenes y a las familias, así como a los más ancianos. También le ha sugerido trabajar mucho por las vocaciones de especial consagración.

El Santo Padre, durante el saludo, ha expresado a D. Francisco Jesús Orozco su preocupación por la secularización en España y la necesidad de ser Evangelio vivo de la Misericordia.

El Obispo electo ha pedido al Papa la bendición para la diócesis de Guadix, para sus sacerdotes, consagrados y laicos, así como para todos los que pertenecen a esa Iglesia local.

El obispo electo de Guadix se encuentra en Roma desde comienzos de la semana y ya ha tenido ocasión de saludar al cardenal prefecto de la Congregación para los Obispos, cardenal Ouellet.

En Roma se encuentra acompañado por el obispo de Córdoba, D. Demetrio Fernández, que asiste a la sesión ordinaria de la Congregación para las Causas de los Santos, a la que pertenece.