• Director: José Manuel Vidal
Diócesis
La víctima de La Bañeza responde al obispo de Astorga: "No me van a callar, seguiré luchando" A3Media
La cumbre de Roma, para mí, va a ser un lavado de cara para la opinión pública. ¿Cómo van a tratar a las víctimas del futuro, si nos abandonan a las que existimos, a las que ya hemos sido abusadas?

(Jesús Bastante).- "Es todo una mentira, una farsa. Es absurdo luchar contra borregos". Francisco Javier está indignado. No le faltan razones: la víctima de los abusos de José Manuel Ramos Gordon en La Bañeza no podrá tener acceso al expediente del juicio canónico de su abusador. Tanto la diócesis como Roma se lo niegan.

La última respuesta vino, en forma de carta, este mismo martes. La firmaba el obispo de Astorga y presidente de la Comisión Antipederastia de la Iglesia española, Juan Antonio Menéndez. En apenas un párrafo, se desestima su petición:

Estimado...

El Arzobispo Secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Mons. Giacomo Morandi, me encarga comunicarle que su petición formulada por mail el día 12 de noviembre de 2018 sobre 'las actas del proceso administrativo penal ex can. 1720 CIC a cargo del sacerdote Rvdo. D. José Manuel Ramos Gordón' no puede ser acogida dado que dicha documentación se encuentra sometida al secreto Pontificio dispuesto en el art. 30 del Motu proprio Sacramentorum Sanctitatis Tutela.

Reciba un cordial saludo

+Juan Antonio, obispo de Astorga

 

 

No es la primera vez. En octubre, la diócesis le negó la entrega del expediente aduciendo que que "las actas y todo el expediente del procedimiento al que Vd. se refiere han sido remitidos a la Congregación para la Doctrina de la Fe, dado que los delitos juzgados están reservados a dicho organismo de la Santa Sede".

Ahora, es Roma la que se lo niega. Entretanto, su abusador pasa su condena en un monasterio desconocido fuera de la diócesis, sin que nadie sepa dónde ni en qué condiciones. Francisco Javier está indignado, y no le falta razón. "Ese expediente lo pedí a Astorga. Me dijeron que se habían mandado todas las copias a Roma. Lo pedí allí y me contestan esto. Tengo derecho, no hay que dar más explicaciones".

 

 

"Con este tipo de cosas se evidencia que no tienen intención de cambiar", declara a RD la víctima, que lamenta que "la cumbre de Roma, para mí, va a ser un lavado de cara para la opinión pública". "¿Cómo van a tratar a las víctimas del futuro, si nos abandonan a las que existimos, a las que ya hemos sido abusadas?".

"¿Por qué no me entegan el expediente?" lamenta Francisco Javier. "Porque tienen mucho que ocultar, entre otras cosas muchos encubridores, porque están todos manchados, todos sabían", asegura.

Indignado y con pena, Francisco Javier está convencido de que "si hoy se comete otro crimen, lo van a intentar tapar. No van a cambiar. Están destruyendo a la Iglesia, y quieren hacer ver que somos nosotros, las víctimas, los que vamos en contra de la Iglesia. Los que la destruyen son ellos. Son todos iguales, es una banda criminal".