• Director: José Manuel Vidal
España
El centro lanza una web en la que acusa a la familia de falsear las acusaciones de abuso RD
La salida de la web coincide con el juicio contra el profesor (y el centro educativo como responsable civil subsidiario), por abusos sexuales continuados con prevalimiento, para los que la acusación particular pide más de 10 años de cárcel

(Jesús Bastante).- La táctica es clásica, pero no por ello resulta menos indignante. Apenas una semana antes del inicio del 'caso Gaztelueta', el colegio del Opus Dei ha lanzado una web en la que, bajo la capa de "sala de prensa informativa", tratan de desacreditar las acusaciones contra el profesor del centro, al tiempo que acusan a la familia de 'Asier' de mentir y de que las acusaciones "han ido evolucionando a lo largo de tiempo".

El sitio web, registrada por el colegio Gaztelueta y que el propio centro ha anunciado en una carta a los padres del centro, recoge, "de forma ordenada, los hechos y las evidencias públicas que se tienen desde hace más de 10 años", queriendo dejar claro que "la actitud del colegio Gaztelueta ha sido y será siempre de transparencia y colaboración con los organismos públicos competentes".

Sin embargo, una mera visita al sitio permite comprobar cómo la web sólo recoge aquellas informaciones y comunicados en defensa de la dignidad del colegio, y poniendo en duda la versión de la víctima y la honorabilidad de la familia, que ya ha exigido "la retirada inmediata" de la misma.

Así, en el apartado 'Acusaciones', se incluye una infografía para dejar caer que la familia ha ido incrementando la gravedad de las mismas, pasando del 'ciberbullying' hasta "un caso de supuestos abusos y agresiones sexuales".

 

 

En un claro ejercicio de parcialidad, la web que supuestamente sólo quiere publicar "hechos y evidencias públicas", asegura que "el testimonio de más de medio centenar de personas -profesores, compañeros de clase y preceptuados del profesor- contradicen la versión del joven en lo relativo a los supuestos hechos realizados por el profesor de forma pública".

Al tiempo, sostienen que "la familia, a través de diversos medios de comunicación, ha realizado graves acusaciones contra la dirección del colegio en la gestión del caso. También arremeten contra las instituciones y personas que no les han dado la razón a lo largo de este largo proceso".

Del mismo modo, en el apartado 'Cronología', y con la intención de hacer una "contextualización temporal", el colegio destapa información relativa al expediente del alumno -que en aquella época era menor de edad, y cuyos datos están protegidos por la Ley de Protección de Datos-, informando cómo en diciembre de 2006 el alumno, "a los diez años de edad, empieza a faltar a clase", y concluye con la apertura del juicio.

 

 

Nada más conocer la apertura de la web, el padre de 'Asier' ha subrayado a RD que "no voy a consentir que ni antes, ni durante, ni después del juicio, se siga difamando el buen nombre de mi hijo". "El nombre de mi hijo es sagrado, y tomaré las medidas qeu considere pertinentes", subraya Juan Cuatrecasas.

El padre de la víctima arremete contra el Opus Dei, y lamenta que la institución ataque de este modo "a un hijo al que ellos han humillado, vejado y maltratado". "Exijo que se retire esa página web inmediatamente", pues "difama a mi hijo una vez más" con "argumentos falsos".

La salida de la web coincide con el juicio contra el profesor (y el centro educativo como responsable civil subsidiario), por abusos sexuales continuados con prevalimiento, para los que la acusación particular pide más de 10 años de cárcel, mientras que la Fiscalía solicita una pena de tres años.

Una nada sutil forma de querer influir en el desarrollo del juicio, que arrancará el 4 de octubre, y en la que la acusación pretende demostrar los abusos, así como la actitud del colegio Gaztelueta, y del propio Opus Dei, que jamás se ha desmarcado de las iniciativas de centro escolar.