• Director: José Manuel Vidal
España
Un paseo por la sacramental de San Isidro RD
Este año, los candidatos a 'Mejor Cementerio de España' son los de Comillas (Cantabria), Chiclana de la Frontera (Cádiz), Masnou (Barcelona), Fuenteespalda (Teruel) y Torrero (Zaragoza)

(Jesús Bastante).- Entre hoy, festividad de Todos los Santos, y mañana, Día de Difuntos, los 17.682 cementerios existentes en nuestro país (de ellos, casi 8.000 propiedad de la Iglesia católica), abren sus puertas durante todo el día para que familiares de fallecidos y curiosos recorran sus calles. Unas pequeñas ciudades que también reivindican su legado cultural, económico y artístico, que en estos días se recuperan para el gran público. Y es que vivimos en un país de cementerios.

Hasta el siglo XVIII, sólo la Iglesia tenía la propiedad de los túmulos. Los muertos se enterraban en sagrado, en el interior de los templos o lugares aledaños. Tuvo que venir Carlos III para erradicar esta lacra, que había provocado miles de muertos por las 'pestes blancas' (llamadas así por la cal con la que se cubrían los féretros y las paredes para evitar el hedor).

Hoy, en España hay 17.682 cementerios, de los que algo más de la mitad son propiedad de las administraciones, aunque la fuerza de la Iglesia católica continúa siendo visible: 7.919 (el 44,8%) pertenecen a la Iglesia católica, mientras 585 son de otras confesiones o asociaciones el (3,3%), y 32 pertenecen a otras entidades (el 0,2%).

Los cementerios de nuestro país, especialmente a partir del siglo XIX, son un auténtico museo desconocido. Contra ello, algunas necrópolis o sacramentales trabajan para elaborar rutas turísticas, jornadas artísticas o eventos de arte urbano. Desde las asociaciones como la Revista Adiós, dirigida por el periodista Jesús Pozo, también se lanzan otras iniciativas, como los 'Tanatocuentos' o el 'Concurso de Cementerios'.

Este año, los candidatos a 'Mejor Cementerio de España' son los de Comillas (Cantabria), Chiclana de la Frontera (Cádiz), Masnou (Barcelona), Fuenteespalda (Teruel) y Torrero (Zaragoza).

 

 

 

Paseo por la sacramental de San Isidro

Por su parte, la sacramental de San Isido de Madrid, que todo el año organiza rutas turísticas por el cementerio, invita a "ponerse el somrero del XIX" y conocer el arte, las costumbres, la forma de vida y a las celebridades de aquel siglo a través de visitas guiadas.

Entre sus moradores más ilustes, se encuentran una superviviente española del Titanic, el mausoleo conjunto de Goya, Meléndez Valdés, Donoso y Moratín con restos aún visibles de la balas de la Guerra Civil y auténticas joyas arquitectónicas.

Coincidiendo con la celebración del Día de Todos los Santos, el camposanto se viste de gala y organiza hasta el 4 de noviembre visitas con un broche musical bajo el nombre adEternum, un paseo cultural en medio del conjunto de cipreses más antiguo de Europa.

En 2011 comenzó esta andadura de quitar el estigma de la necrópolis con visitas temáticas como la "Ruta de la Fornarina", bautizada en honor de la cupletista Consuelo Vello Cano, a quien se rescata del olvido y cuya sepultura, situada en el de la Purísima Concepción, se ha podido restaurar gracias a las donaciones de los visitantes.
"Ruta Titanic", "Ruta Niño Jesús", "Ruta de Leonardo Torres Quevedo" completan la oferta cultural del cementerio, a las que se unen ahora las nuevas rutas de "La Argentinita" y de las lavanderas del río Manzanares, además de otras temáticas como la de San Valentín o la de "Mujeres del Siglo XIX" por el Día de la Mujer.

 



Atardecer de las luces

Por su parte, el cementerio de Alcalá de Henares acoge la quinta edición del "Atardecer de las luces", con dos exposiciones y dos conciertos musicales, a cargo de los grupos 'Blaukámara' y 'EnclaveGospel'.

Como todos los años anteriores, en el Cementerio Jardín se recogerán los mensajes, se colgarán las cintas de colores en el árbol de la vida y los niños junto a sus familiares soltarán globos y palomas al final de los actos.

Otro de los protagonistas este año será "Pepa", un ejemplar hembra de cisne que recientemente fue donado a Cementerio Jardín y que este año seguro que se convierte en el protagonista de las miradas de los asistentes, principalmente los más pequeños.
El árbol, un ciprés Lambertiana, en el que se podrán colgar las cintas está situado frente al lago.

Durante el acto, las familias podrán leer sus mensajes de recuerdo con la proyección de las imágenes de sus familiares. Para esto, la organización ha realizado una invitación a todas las familias para que envíen las imágenes y los textos que quieran que sean leídos durante el evento.

En Zaragoza, finalmente, se llevó a cabo el segundo encuentro de Arte Urbano 'Adiós', actividad que realiza la revista "con el fin de normalizar el concepto de la muerte en la sociedad, como parte del ciclo de la vida que es. Queremos dar importancia a la visión de los jóvenes sobre la muerte y hemos querido recurrir a una manera de expresión que creemos tiene muchas cosas que decir como conducto y como realización artística: el grafiti o arte urbano", explica José Vicente Aparicio, subdirector general de Funespaña y promotor de este encuentro/concurso.