• Director: José Manuel Vidal
España
Misa en el Valle de los Caídos Agencias
La comunidad "se ha visto obligada a recurrir las actuaciones emprendidas en defensa de la Comunidad benedictina (...) y aquellos otros fallecidos después de la Guerra Civil cuyos restos mortales nos fueron entregados"

(Jesús Bastante).- Los monjes del Valle de los Caídos siguen adelante en su estrategia para impedir la exhumación de Franco, pasando por encima, incluso, del propio Vaticano.

Después de que se supiera que el prior, Santiago Cantera, había recurrido el decreto-ley del 31 de agosto, la abadía emitió un nuevo comunicado en el que subraya que recurre para evitar "la exhumación inmediata de 19 monjes benedictinos" enterrados en el Valle.

Los monjes, que se autodenominan "custodios" de estos restos, así como de "172 fallecidos después de la finalización de la Guerra Civil", y apuntan que este hecho "es para esta Abadía motivo fundamental de preocupación", por lo que "se ha visto obligada a recurrir las actuaciones emprendidas en defensa de la Comunidad benedictina, de aquellos que en vida pertenecieron a ella y aquellos otros fallecidos después de la Guerra Civil cuyos restos mortales nos fueron entregados".

El de hoy es el primer comunicado de la Abadía desde que el 8 de agosto pasado se autoimpusiera silencio. Únicamente, en septiembre, presentó una queja tras conocer la visita de miembros de Patrimonio y Presidencia a Cuelgamuros, sin solicitar el preceptivo permiso.

El comunicado viene después de que el Arzobispado de Madrid asegurara no haber sido informado de la presentación de este recurso, cuya validez es mínima, toda vez que el propio cardenal Osoro ha subrayado, por activa y por pasiva, que la cuestión de la exhumación de Franco "es un tema que concierte al Gobierno y a la familia" y, especialmente, después de que el propio Vaticano indicara que el cardenal Parolin, secretario de Estado, no se opone a la exhumación de los restos del dictador.

 

 

Comunicado de la Abadía:

Ante las últimas informaciones vertidas en la prensa respecto a los recursos presentados por esta Abadía, queremos recordad que el Real Decreto Ley aprobado por el gobierno prevé la exhumación inmediata de 19 monjes benedictinos enterrados en el Valle así como de 172 fallecidos después de la finalización de la Guerra Civil.

Este hecho, que no ha sido fuente de información en la mayoría de los medios quedando olvidado ante la notoriedad de la exhumación del anterior Jefe del Estado, es para esta Abadía motivo fundamental de preocupación por lo que se ha visto obligada a recurrir las actuaciones emprendidas en defensa de la Comunidad benedictina, de aquellos que en vida pertenecieron a ella y aquellos otros fallecidos después de la Guerra Civil cuyos restos mortales nos fueron entregados y de los que somos custodios.